La insólita excusa del científico que intentó asesinar a su colega en la Antártica a metros de base chilena: le contaba los finales de los libros

Todo por no respetar el "spoiler alert".

Por Christian Monzón

Cuesta imaginar un lugar más extremo, solitario y aislado del mundo que la Antártica. En dicho lugar la mayoría de los habitantes son científicos y no se destacan por convertirse en noticia, salvo por las investigaciones o publicaciones que puedan realizar en medios especializados.

Sin embargo, el pasado jueves la calma del continente blanco se alteró cuando un investigador ruso acuchilló a un colega en la cafetería de la Estación Bellingshausen ubicada en la isla King George, a 198 metros de la Estación Frei perteneciente a Chile.

Esto aconteció luego de seis meses de vivir juntos en el lugar, originándose el enigma del por qué el hombre intentó quitarle la vida a su par, el cual resultó herido y terminó hospitalizado en nuestro país.

Y la razón se desveló en las últimas horas luego que Sergei Savitsky (55) perdiera su compostura ante Oleg Beloguzov (52) por una situación que ya había dejado pasar anteriormente: le contaba el final de los libros.

Algo que puede sonar como insólito, aunque situándonos en el contexto que estamos solos en la Antártica, viviendo junto a una persona y teniendo quizás como única entretención en ojear un texto, puede que el hecho pasara de ser algo mínimo a una situación incontrolable para el científico. Aunque nunca al nivel de acuchillar a alguien en reiteradas ocasiones.

Por lo mismo, las autoridades rusas ordenaron el rápido traslado de Sergei a su país, en donde fue acusado de homicidio y deberá esperar la sentencia judicial en la ciudad de San Petersburgo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo