El bitcoin cumple 10 años: qué ha generado y cuál es la proyección que tiene la tecnología que pretende revolucionar el sistema financiero del mundo

Fue un 31 de octubre, pero de 2008, cuando se publicó un documento que presentaba la idea de esta tecnología que da origen a las criptomonedas.

Por Pablo Contreras

A nivel mundial se hizo conocido apenas hace casi un año, sin embargo, su historia se remonta a una década antes cuando el mundo se derrumbaba a causa de la crisis financiera mundial.

Fue precisamente el 31 de octubre de ese año cuando apareció el primer indicio de lo que hoy conocemos como bitcoin, el principal símbolo de la tecnología de las criptomonedas, dinero que físicamente no existe, no se puede tocar, sino que es un software que se transa a través de internet.

Una forma de dinero en efectivo electrónico puramente peer-to-peer debería permitir enviar pagos online directamente entre las partes y sin pasar a través de una institución financiera. Las firmas digitales son parte de la solución, pero los beneficios principales desaparecen si un tercero de confianza sigue siendo imprescindible para prevenir el doble gasto”, se puede leer en el documento “Bitcoin: un sistema de dinero en efectivo electrónico peer­ to­ peer” publicado por Satoshi Nakamoto, seudónimo de el o los fundadores del bitcoin, algo que hasta hoy no se sabe a ciencia cierta.

Antes de su explosión de popularidad en el mundo a finales del año pasado, en Chile uno de los fundadores de las operadores de criptomonedas se topó con esta novedad tres años antes. “Yo las conocí el 2014, me contó del tema un amigo. En esa época estaba emprendiendo en otra cosa y conocí esta tecnología y no me quedó otra que dedicarme a esto a tiempo completo. Era demasiado impresionante lo que estaba escuchando”, confiesa Guillermo Torrealba, CEO y cofundador de Buda.com

“La promesa que busca cumplir es la de permitirle a dos personas interactuar económicamente por internet sin importar el país de origen, el idioma, género hora o día de la semana y eso lo está cumpliendo”, dice Torrealba

Cuenta que estudió negocios en la Universidad de Chile donde aprendió lo tradicional, que el dinero siempre dependía de los bancos centrales, tanto en emisión y control, pero “cuando conocí esta tecnología, descubrí que eso no tenía por qué ser así, que era posible crear dinero que no dependiera de nadie, de ninguna persona, empresa o gobierno (…) la posibilidad de crear una economía mundial en base a un dinero que no es de ningún país sino que de todo para mí hizo mucho sentido”.

A diferencia de las transacciones de dinero a las que estamos habituados, Torrealba dice que lo conquistó todas las posibilidades que esto permite realizar. “Cuando el creador de bitcoin dice que quiere crear efectivo digital y los transforma en bitcoin es precisamente lo que estamos viendo hoy día, tu compras un bitcoin, 50 o mil pesos en bitcoin y lo puedes transferir a cualquier parte del mundo de manera instantánea, muy barata, 24/7 y sin pasar por ningún intermediario”. De hecho, destaca que hace poco tiempo se hizo una transferencia de 300 millones de dólares en bitcoin y costó solo tres centavos.

“Cuando tu mandas plata por un banco, este necesita miles de empleados, infraestructura física, preocuparse de la seguridad tecnológica y física del dinero, necesita bóvedas, aseguradoras, tiene un montón de costos propios de una empresa”, apunta el CEO de Buda.

Las sombras que han aparecido en su expansión

Guillermo Torrealba Guillermo Torrealba, CEO de la operadora Buda.com / Gentileza

El bitcoin nació para revolucionar cómo las personas intercambian su dinero, pero como todo, no ha estado exento de aspectos que han generado preocupación y críticas.

“La evolución en pocos años ha sido gigante”, afirma Mauricio Sepúlveda, académico de Ingeniería Civil Informática de la Universidad San Sebastián, quien indica que esto ha sucedido “en parte por el interés inicial, el comercio especulativo y también por el mundo delictivo que utiliza este medio de pago”, ya que se ha indicado que esta dinero virtual ha sido usado por traficantes para lavar dinero, etc.

El académico además subraya que esta tecnología “aún está bajo un modelo sin respaldo real económico, lo que evita que su base sea la confianza tal, como ocurre son el sistema financiero mundial”.

Anteriormente se mencionó que esta moneda virtual se hizo conocida porque a finales de 2017 e inicios de este año su precio simplemente se disparó, llegando a cotizarse al borde de los US$20 mil cada una de ellas. Se habló de estafa y de burbuja, esto último sí es cierto según Torrealba.

“Lo que pasó en diciembre o noviembre del año pasado es que comenzó a subir el precio y más personas comenzaron a interesarse en invertir en bitcoin, entonces el aumento de la demanda hizo aumentar el precio, atrajo a más inversionistas y se volvió este círculo vicioso donde el aumento del precio atraía más demanda y esa burbuja explotó y era evidente que era una burbuja, porque nada aumenta de valor 20 veces en tres meses”, explica.

Actualmente la criptomoneda ronda los US$6.000 a US$6.500 ¿murió el negocio? Torrealba dice que una forma de ver esto, “que es la equivocada es que el bitcoin bajó de precio, pero otra forma de mirarlo es que ahora está en US$6.500 y hace dos años costaba US$600 (…) bitcoin es una tecnología que busca hacer cosas bien grandes, pero recién está naciendo”, afirma.

En ese sentido, insiste que bitcoin no nació como una herramienta netamente especulativa para ganar dinero invirtiendo, porque “la promesa que busca cumplir es la de permitirle a dos personas interactuar económicamente por internet sin importar el país de origen, el idioma, género hora o día de la semana y eso lo está cumpliendo”.

Otro punto que generó incertidumbre es cuando se sucedieron una serie de hackeos y robos a operadores o exchanges que transan cripotomonedas, lo que cuestionó una de las principales máximas del bitcoin: su seguridad.

Al respecto, Torrealba defiende la tecnología. “Hay que entender que la probabilidad de hackear una base de datos donde hay bitcoins es tan alta como la de que hackeen una base de datos que contengan cualquier cosa que sea valiosa. Han hackeado al FBI, a todas las empresas importantes del mundo, a Google a Facebook”, recuerda.

Por ello subraya que, “bitcoin nunca ha sido hackeado como red, pero sí las billeteras personales de personas o empresas que guardan bitcoins (…) va a seguir habiendo robos, por eso es que es importante que la gente cuando compra bitcoins los guarden ellos, que no dependan de un tercero, porque así como a un banco le roban al bóveda, los exchange de criptomonedas también son susceptibles a robos, entonces la gente tiene que entender que no porque se roben los bitcoins de un exchange la tecnología es mala”, insiste.

La futura convivencia con los bancos

Actualmente las operadoras de criptomonedas en Chile están en pleno litigio legal con los bancos en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, instancia en que las primeras ganaron una primera batalla, luego de que se obligara a las entidades a reabrirles las cuentas corrientes para que estas pudieran seguir funcionando.

"El rol que va a tener el bitcoin en el futuro de la industria financiera es que le va a quitar relevancia a los bancos", asegura el CEO de Buda

¿Qué va a pasar en algunos años más? ¿Convivirá la manera tradicional de manejar la plata con esta aún joven tecnología? Sepúlveda opina que “es bastante factible que requiera de nuevos tipos de bancos distintos a los tradicionales, que puedan dar algún tipo de respaldo real, que sean administrados públicamente y que además incorporen más y nuevas tecnologías”,

Una opinión algo similar tiene Torrealba, quien no cree que la industria bancaria vaya a morir “si algunos van a desaparecer y también creo que el rol que va a tener el bitcoin en el futuro de la industria financiera es que le va a quitar relevancia a los bancos, entonces van a dejar de ser tan grandes como lo son hoy día y también creo que los bancos van a coexistir con las criptomonedas de una manera muy similar a como Correos de Chile coexiste con internet”, sentencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo