Armados hasta los dientes: así será el juicio del peligroso capo de la droga Joaquín "El Chapo" Guzmán

Se prevé que el proceso, que inicia este lunes, se extienda por cuatro meses

Por Francisca Herrera

Lo acusan de haber participado de un modo u otro en decenas de asesinatos, de usar su cartel para ingresar ilegalmente más de 200 toneladas de cocaína a Estados Unidos e incluso de dirigir una enorme operación desde la cárcel.

Nueva York se blindó para ser sede de uno de los juicios más importantes en la historia del narcotráfico, este lunes se dio el vamos al proceso contra el famoso mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El acontecimiento se llevará a cabo a los pies del puente de Brooklyn, el que será cerrado dos veces al día por el traslado del capo mexicano, luego de que el juez Brian Cogan rechazara el pedido de la defensa de postergar el proceso a fin de tener más tiempo para examinar la cuantiosa evidencia.

En el juicio, que se prevé extienda por cuatro meses, se tomarán importantes medidas para resguardar la seguridad. En las vistas previas al juicio se observó agentes de la policía federal fuertemente armados y perros que detectan bombas patrullando los alrededores del juzgado.

Chapo AP

Todo aquél que quisiese asistir por un motivo u otro a las vistas debía pasar por un detector de metales en la entrada del edificio, nuevamente en la entrada del juzgado y frente a la oficina de Cogan.

Los doce jurados titulares y sus cuatro reemplazos, que serán escogidos durante esta semana, permanecerán en condición de anonimato, estarán aislados y custodiados por guardias armados durante todo el proceso para proteger su integridad.

Inclusive, estará prohibido el ingreso de público a la sala y sólo se autorizará el ingreso a cuatro periodistas, preseleccionados, para evitar que se infiltren miembros o informadores del cartel.

De acuerdo a especialistas en el tema, se estima que el proceso costará más de 50 millones de dólares (más de 34 mil millones de pesos chilenos), consolidándose como uno de los más caros de la historia de Estados Unidos.

El Chapo

Cuando Guzmán fue traído a Nueva York, las autoridades decidieron que debían tenerlo bajo un régimen de aislamiento en un pabellón de alta seguridad de una cárcel federal de Manhattan por donde han pasado conocidos terroristas y mafiosos.

En las vistas preliminares, se cerró el acceso al puente de Brooklyn cada vez que Guzmán tenía que ser trasladado al juzgado, en una caravana que incluía un equipo SWAT y una ambulancia, vigilados desde arriba por helicópteros.

El juez opinó que hacer lo mismo en un juicio que se estima puede durar cuatro meses sería una pesadilla logística y una gran incomodidad para los neoyorquinos. Dijo que habrá cambios, pero no reveló cuáles.

Se especula que se habilitó una celda especial para el Chapo adentro del tribunal de Brooklyn para que pase las noches durante el juicio.

Pruebas

El 13 de noviembre se escucharán las declaraciones iniciales. Se prevé que varios colaboradores del gobierno testificarán sobre una larga lista de asesinatos.

Ex socios, empleados y/o rivales que declararán en contra de El Chapo, han recibido nuevas identidades y los que están presos fueron reubicados a celdas especiales.

La Fiscalía posee más de 330 mil páginas de evidencia, miles de grabaciones y más de cien testigos.

“Las circunstancias de este caso simplemente no tienen precedentes”, escribió el abogado de “El Chapo”, Eduardo Balarezo, al juez Brian Cogan, de la corte del distrito este de Nueva York, en una carta distribuida el miércoles en la que pedía más plazo. “Raramente ha existido un juicio criminal de esta magnitud”.

Guzmán se ha declarado inocente de los once cargos por delitos en su contra, entre los que se encuentra el lavado de millones de dólares por parte de su cartel y su responsabilidad en una larga serie de asesinatos y secuestros.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo