Se suman nuevas piezas al puzzle: dos "limpiadores" habrían sido enviados desde Arabia Saudita a Turquía tras asesinato de periodista Khashoggi

En tanto, los hijos del periodista saudí continúan reclamando su cuerpo.

Por Dannae Arias

A las 13 horas del pasado 2 de octubre, el periodista Jamal Khashoggi entró al consulado de Arabia Saudita en Turquía buscando unos documentos que necesitaba para casarse por tercera vez. Sin embargo, no salió con vida del lugar.

Luego de que fuera reportada su desaparición, las autoridades saudíes insistieron en que el periodista había salido caminando del recinto. Pese a ello, posteriormente se confirmó que Khashoggi fue estrangulado en aquellas dependencias y disuelto en ácido.

A más de 30 días de su "visita" al consulado, nuevos detalles comienzan a dar forma a este puzzle policial.

Los "limpiadores"

Esta vez, un alto funcionario turco aseguró a Sabah que el gobierno de Arabia Saudita envió a expertos al consulado para borrar las evidencias del asesinato. Tal como indicó, se trataría de un especialista en química y un toxicólogo.

En tanto, el medio citado identificó a estos “limpiadores” como Ahmed Abdulaziz al-Jonabi y Khaled Yahya al-Zahrani, quienes habrían ingresado al país en compañía de otras nueve personas enviadas para inspeccionar el caso.

“Estos expertos fueron enviados con el objetivo de borrar las pruebas del asesinato de Khashoggi antes de que la policía turca fuera autorizada a registrar las instalaciones”, aseguró el hombre que prefirió mantener su identidad en reserva.

"El hecho de que se enviara un equipo de limpieza desde Arabia Saudita nueve días después del asesinato sugiere que el asesinato de Khashoggi era conocido por las principales autoridades saudíes", dijo el funcionario.

Los hijos reclaman su cuerpo

"Lo único que queremos ahora es enterrarlo en Medina, con el resto de la familia…", dijeron Salah y Absullah Khashoggi en entrevista con CNN.

Los hijos del periodista saudí enfatizaron en la necesitad de darle un entierro islámico a su padre, razón por la que no han cesado de pedir sus restos tras semanas de angustia e incertidumbre.

A su vez, aprovecharon la instancia para comentar la macabra muerte de su padre: "Realmente espero que lo sucedido no haya sido doloroso para él o que haya sido rápido", dijo el menor de ellos.

“Jamal nunca fue un disidente. Creyó en la monarquía, que es lo que mantiene al país unido”, agregaron.

Arabia Saudita contra el Washington Post

Una campaña de desprestigio es lo que acusan miles de saudíes respecto a este escabroso caso.

Recordemos que Khashoggi fue columinsta de The Washington Post antes de su asesinato. Sin embargo,cientos de personas denunciaron una cobertura “macabra” de su muerte, en la que destaca un artículo editorial del presidente turco Erdogan en donde afirma que "la orden de matar a Khashoggi provino de los niveles más altos del gobierno saudí".

Fue por esta razón que “Boycott Amazon” se asomó este domingo como trending topic en Arabia Saudita, pues Jeff Bezos, el CEO de la marca, es también el propietario del famoso diario estadounidense.

“Se hizo evidente a nuestros ojos que se trata de una guerra mediática organizada”, reclamó Bandar Otyf, un reconocido periodista saudí en su cuenta de Twitter.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo