¿Va a llover? Sí, y también habrá ola de calor: expertos culpan a "El Niño" y pronostican un verano en las mismas condiciones

Sin embargo desde la meteorología llaman a la calma respecto a la temperatura de esta semana.

Por Fresia Ramírez

La Dirección Meteorológica de Chile alertó sobre un nuevo sistema frontal para este fin de semana, con posibles chubascos en la zona central del país.

Y la situación no sería extraña si tan sólo no estuviera anunciada una ola de calor para los días previos. "Ayer fueron 29,7 grados, hoy 33, mañana serán 34 y se espera que para el jueves sean 30", dice a Publimetro la meteoróloga Yael Szewkis, que aclara que se trata de un caso de ola de calor.

"Para decir ola de calor consideramos que tiene que estar la temperatura máxima por sobre el percentil 90 de un promedio de 30 años por tres días", dice. En español esto quiere decir que si tres días seguidos se presentan temperaturas mayores o iguales a 30 grados, estaríamos hablando de una ola de calor.

¿Lluvia?

A pesar de la ola de calor, el sábado y el domingo podríamos tener precipitaciones, o así lo pronostica la meteoróloga. "Las temperaturas no serán tan bajas, por lo que no hay un alto contraste de temperaturas, pero sí está lloviendo en épocas más calurosas. Cada vez se está dando más", recalca y recuerda que "hace dos años llovió el primero de enero, se va a dar constantemente y probablemente cada vez más. No hay que preocuparse".

"Hoy tenemos que estar preparados para este efecto, va a estar por muchos años y tendremos que acostumbrarnos al cambio brusco de clima", advierte la especialista.

¿Por qué?

Para Jorge Greene, jefe la de carrera de Medio ambiente del Instituto de Medio Ambiente,  esto es un reflejo del cambio climático, acompañado del famoso fenómeno de "El Niño".

Aclara que los cambios de clima de esta semana "pueden ser indicadores que podrían ser producto de que se avecina un cambio en la corriente del niño y esto es producto de el cambio climático".

"Hay entre un 60 y 70% de posibilidades de que tengamos en el verano el fenómeno del niño. Esto genera un mayor nivel de precipitaciones, mayores niveles de temperatura, además de un aumento de marejadas porque cuando hay vientos en el mar", pronostica.

Además, existen estudios que dicen que el fenómeno del niño al aumentar las temperaturas puede ser una agente transportador de enfermedades. "Por ejemplo si hay climas más tropicales, se empiezan  generar, con el fenómeno de El Niño, un aumento del temperaturas y así condiciones favorables para que mosquitos o otros de estos insectos empiezan a proliferar en mayor cantidad y muchos de estos pueden producir", advierte el especialista.

También se debe a que este año es de "El Niño", ya que "los últimos años hemos estado con el fenómeno de La Niña. Últimamente ha dominado "La Niña", que se traduce en la disminución de las precipitaciones y noches más frías en la zona central. "El Niño" es lo contrario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo