Los medios de pago que sucumbirán y gobernarán en los nuevos tiempos

Las libretas de ahorro, los plásticos físicos y el digipass tienen sus días contados. En su lugar, el smartphone se convertirá en tu monedero electrónico, con las tarjetas prepago y el bitcoin.

Por Publimetro

Mientras en Chile aún reina el efectivo y las tarjetas bancarias, en Suecia ya se están preparando para pagar con la mano. Sí, suena loco, pero ya hay más de 3 mil suecos que, en la fiebre por la tecnología, se implantaron un chip en la parte baja del pulgar para usar el propio cuerpo como un monedero electrónico.

Y si bien el escenario futurista escandinavo es aún lejano para la realidad latinoamericana, en Chile ya hay señales de cómo el panorama de los medios de pago y ahorro va cambiando. Es más, este lunes, ejecutivos del BancoEstado confesaron que la clásica libreta de ahorro tenía sus días contados, ya que el 30% de sus clientes se habían pasado del papel a la administración digital de sus fondos.

A eso se suma la última encuesta financiera de hogares del Banco Central, que mostró que en los últimos tres años el uso de las tarjetas de casas comerciales había bajado un 10%. Entonces, ¿qué métodos sucumbirán a los nuevos tiempos y cuáles se apoderarán del dominio? Desde ya, expertos señalan que libretas de ahorro, tarjetas de crédito y sistemas de verificación, como las claves dinámicas y digipass, saldrán de escena para dar paso a los pagos por celular, las tarjetas prepago y el bitcoin.

Smartphone por contacto

Ismael Espinoza, director de Emprendimiento e Innovación de la U. Central, dice que "en el futuro cercano será factible pagar con los celulares o smartwatchs. La mayoría de los dispositivos ya cuenta con chip NFC, que por contacto te permite hacer compras, sólo falta que se implemente la tecnología y eso no es complicado", señala. Ese mismo chip es el que miles de suecos se implantaron, aunque para la realidad de Chile, cree Espinoza, no llegaremos a ese punto todavía.

El pago por contacto del smartphone eliminaría de plano las clonaciones, ya que evita que las transacciones pasen por manos de terceros y no son vulnerables a distancia.

Ignacio Gajardo, CIO de la plataforma MACH, coincide en el diagnóstico. "La tecnología que predomina al comercio físico en las grandes economías como China, Estados Unidos y Europa, es sin duda el pago a través de NFC o QR, donde tus distintas cuentas y tarjetas de crédito y débito se enrolan a tus apps de pago en el celular", explica.

La muerte del plástico, tal y como lo conocemos

"Yo tengo un método. En vez de tener todos mis fondos en la cuenta corriente, abrí una cuenta vista en otro banco y la destino para hacer las compras del mes. Así, si pierdo la tarjeta o me pasa algo, no pierdo todo lo que tengo. Y ese método sería aún más fácil con la llegada de las tarjetas prepago, donde el propio usuario las carga con un monto y las usa para comprar lo que quiera", cuenta Espinoza.

Ese nicho de las tarjetas prepago promete reinar en el futuro, y es la gran opción de integración financiera que están manejando las economías emergentes, grupo en el que cae Chile, dice Gajardo.  Su plataforma, de hecho, se impuso hace más de un año como la primer tarjeta Visa de prepago en forma de app. Cerca de medio millón de personas ya la descargó, y 150 mil la usan de manera frecuente.

"Al funcionar como prepago, se puede cargar desde cualquier cuenta bancaria con el monto que se estime conveniente. Y tampoco funciona como una tarjeta de crédito común, no tiene un
cupo prestado por un banco", explica. Incluso puedes adosar tu cuenta de Netflix a MACH, y basta con tener un saldo de $7 mil en el plástico virtual para renovar la suscripción premium mes a mes.

Adiós clave dinámica

"La gente quiere comodidad, lograr lo mismo con la menor cantidad de procesos posibles", agrega el académico de la U. Mayor, dejando en evidencia que las terceras claves, y códigos dinámicos serán cosa del pasado, cuando las verificaciones biométricas, como el escaneo de huella o retina, sean suficientes para comprar en el comercio.

La implementación de estos mecanismos, a su vez, no demandarían demasiada logística, según Espinoza. "Desarrollar estas plataformas es sencillo, la prueba de fuego es presentárselas al público y ver cómo las asimilan, si es que hay alguna resistencia".

"En el fondo, tu celular pasará a ser tu billetera", agrega Gajardo, señalando que eso favorecerá varias cosas: prescindir de los plásticos físicos, comodidad y hacer las transacciones más seguras, y favorecer la integración financiera.

¿Y la llegada del bitcoin?

Luego de que la popularidad del bitcoin explotara el año pasado, aún no hay mecanismos concretos que hagan de la moneda virtual un medio de pago tradicional. Federico Kunze, sin embargo, es un chileno que trabaja el proyecto internacional "Cosmos", que busca masificar su uso.

Desde Alemania, cuenta a Publimetro que trabajan para mejorar la interacción y convivencia entre varios Blockchain, la cadena de datos que soportan los bitcoins. Con eso, están escalando las transacciones por segundo de las criptomonedas, para que compitan con los sistemas financieros tradicionales.

"La tecnología ya está, solo que en pañales. Es como cuando llegó el internet y dependía de estar conectado al teléfono fijo. En esa fase estamos, pero es cosa de tiempo para que se expanda". ¿Falta mucho para pagar el pan con bitcoins? Según Kunze, depende de que los países se definan.

"Depende de la regulación y cómo se definan los países, que se formen nuevos desarrolladores y programadores al ecosistema y superar el lobby de la banca tradicional, que se resiste a un mecanismo de transacción de persona a persona", cierra.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo