La prepotencia de Trump recibe el rechazo masivo del mundo de la prensa en EEUU

La Casa Blanca anunció el miércoles que retiró, “hasta nuevo aviso”, la credencial a un reportero de la cadena CNN, Jim Acosta, porque horas antes sostuvo un tenso intercambio con el presidente estadounidense Donald Trump, durante una conferencia de prensa, algo que ha sido altamente condenado por el mundo periodístico

Por Agencias

La Casa Blanca suspendió el pase de prensa del corresponsal de CNN Jim Acosta, después de que el periodista se enfrascó en una confrontación acalorada con el presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa.

Ambos comenzaron a discutir el miércoles después de que Acosta le preguntó a Trump sobre la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos. Cuando Acosta intentó hacer una pregunta de seguimiento, Trump lo interrumpió: “¡Es suficiente!” y una asistente de la Casa Blanca intentó infructuosamente quitarle el micrófono al reportero.

Así fue la la discusión:

La Casa Blanca manipula video 

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, emitió un comunicado en el que acusó a Acosta de “poner sus manos sobre una joven mujer que solo intentaba hacer su trabajo como becaria en la Casa Blanca”, y dijo que el acto era “absolutamente inaceptable”.

La Secretaria de Prensa incluso compartió un video editado, en el que Acosta parece cortar el brazo de la mujer que le quiere arrebatar el micrófono, pero la realidad que muestran los videos de las cámaras y las fotos de las decenas de medios que estuvieron presentes en la conferencia de prensa es que la interna de la Casa Blanca fue la que agredió a Acosta bajo la orden del presidente de quitarle el micrófono.

La interacción entre Acosta y la becaria fue breve, y Acosta parece rozar el brazo mientras ella iba tras el micrófono al que él se aferraba. “Discúlpeme, señora”, le dijo.

Acosta tuiteó que la declaración de Sanders de que puso sus manos sobre la asistente fue “una mentira”.

La ofensiva contra los periodistas

Sus discusiones con Acosta y con Peter Alexander de NBC News se tornaron personales, algo inusual incluso en un escenario en donde la naturaleza de sus trabajos suele confrontar a los presidentes y reporteros.

“Vine como una buena persona que quería responder preguntas, y ahora hay personas saltando de sus asientos y gritándome preguntas”, dijo Trump, quien habló durante casi 90 minutos a pesar de sus confrontaciones con los reporteros.

Acosta le preguntó a Trump por qué la caravana de migrantes fue un tema al que le dio tanto énfasis durante la contienda electoral y cuestionó la referencia del mandatario, quien comparó al contingente con una invasión.

Debe dejar que me encargue del país”, dijo Trump. “Usted encárguese de CNN, y si lo hiciera bien sus ratings serían mucho mejores”.

Después de que Acosta intentó preguntarle sobre la investigación de la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, Trump intentó darle el turno a Alexander, pero Acosta siguió haciendo preguntas.

“A CNN le debería de dar pena que usted trabaje para ellos”, le dijo el presidente a Acosta. “Es una persona horrible y maleducada. No debería estar trabajando para CNN. La manera en que trata a Sarah Sanders es horrible. La manera en que trata a otras personas es horrible. No debería tratar así a las personas”.

Alexander salió en defensa de su colega. “He viajado con él y lo he observado”, dijo Alexander. “Es un reportero perseverante que se parte el lomo como el resto de nosotros”.

“Tampoco soy un gran fanático suyo”, le respondió Trump.

“Entiendo”, dijo Alexander mientras intentaba realizar una pregunta. Acosta respondió e hizo mención de los dispositivos explosivos que fueron enviados recientemente a CNN y a otros rivales políticos del presidente.

“Solo siéntese”, dijo Trump. “Cuando reporta noticias falsas, algo que CNN hace mucho, se convierte en enemigo del pueblo”.

Condena de la actuación de Trump

-En un comunicado, CNN dijo que la Casa Blanca le retiró el pase de prensa a Acosta “en represalia por sus preguntas desafiantes” del miércoles, y la cadena acusó a Sanders de mentir sobre los actos de Acosta.

Sanders “realizó acusaciones falsas e hizo referencia a un incidente que nunca ocurrió. Esta decisión sin precedentes es una amenaza a nuestra democracia y el país merece algo mejor”, dijo CNN. “Jim Acosta tiene todo nuestro respaldo”.

-La Federación Internacional de Periodistas (FIJ) denunció este jueves la "violencia verbal" de Donald Trump frente a los medios de comunicación y la sanción de la Casa Blanca contra el  periodista de la CNN.

"Estamos consternados por la violencia verbal del presidente contra los medios y las tentativas de privar al periodista del micro para impedirle hacer preguntas que incomodan (…) Es intolerable", juzgó la FIJ, exigiendo a la Casa Blanca que devuelva inmediatamente su acreditación a Acosta.

La CNN es blanco frecuente de las críticas e insultos de Trump, quien tacha a la cadena de "fake news" (informaciones falsas). La FIJ, basada en Bruselas, representa a 600.000 periodistas de 134 países.

Los periodistas asignados a la cobertura de la Casa Blanca solicitan pases que les permitan el acceso diario a las zonas de prensa del Ala Oeste. El personal de la Casa Blanca decide si los periodistas son elegibles, aunque es el Servicio Secreto el que determina qué solicitudes son aprobadas.

“Es una prensa tan hostil”, dijo Trump después de ordenarle a la reportera April Ryan, de American Urban Radio Networks, que se sentara cuando ella intentó hacerle una pregunta.

-En un comunicado posterior, la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA, en inglés) consideró como "inaceptable" y "fuera de lugar" la suspensión de la credencial de Acosta y pidió que se la devuelvan.

"La WHCA se opone enérgicamente a la decisión del Gobierno Trump de utilizar las credenciales de seguridad del Servicio Secreto como herramienta de castigo a un periodista con el que tiene una difícil relación", dijo.

-Por su parte, la Unión Nacional de Periodistas también se sumó a la condena por el escalofriante comportamiento de Trump contra la prensa.

Michelle Stanistreet , secretaria general de NUJ, dijo: "Donald Trump ya llamó a la prensa el enemigo del pueblo y ahora ha seguido este lenguaje peligroso e incendiario al eliminar el pase de prensa de Jim Acosta a la Casa Blanca porque no le gustaron las preguntas. El NUJ se une a la comunidad de periodistas de todo el mundo para condenar este flagrante ataque a la libertad de prensa por el ridículo motivo de que maltrató a una mujer del equipo de la Casa Blanca. Enviamos nuestra solidaridad a Jim Acosta y CNN y apoyan su derecho a pedir cuentas al presidente ya todos los que están en el poder. Toda la conferencia de prensa fue una desgracia. El comportamiento grosero e irracional de Donald Trump no solo es inadecuado para su cargo, sino que es escalofriante ".

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo