Estado Islámico se adjudicó atentado en Melbourne: el atacante se suma a las víctimas fatales tras recibir un disparo de la policía

Los servicios de Inteligencia ya tenían "fichado" al supuesto terrorista.

Por Dannae Arias

Una persona muerta y dos heridos fue el saldo que dejó un ataque en pleno centro de la ciudad australiana de Melbourne, cerca de las 16:20 horas local de este viernes.

Según trascendió, un hombre vestido de pantalón blanco y túnica negra fue visto bajar de un automóvil en llamas, luego de que él mismo estrellara el vehículo contra un centro comercial cercano al Parlamento del Estado de Victoria.

"Había un hombre mayor delante mío, literalmente a mis pies. Estaba boca abajo y había mucha sangre”, dijo un testigo a la emisora ABC.

Estado Islámico

El apuñalamiento fue vinculado rápidamente  con un posible atentado terrorista y fue cuestión de horas para que esta tesis fuera "ratificada".

El autodenominado Estado Islámico se adjudicó la autoría del ataque según lo escuetamente informado por la agencia Amaq, afín con el grupo yihadista, a través de Telegram.

Si bien la información aún no logra ser verificada, la organización terrorista asegura que el culpable del atentado corresponde a “uno de los combatientes del Estado Islámico”.

La razón del ataque se cree vinculada al hecho de que Australia forma parte de la alianza internacional que lucha contra grupos yihadistas en Siria e Irak, liderada por Estados Unidos.

La información oficial

Según indicó el superintendente y portavoz de la policía del Estado de Victoria, David Clayton, el atacante habría fallecido media hora después de ingresar al hospital luego de recibir un disparo en el pecho por parte de un agente que controlaba la situación.

"La Policía respondió al incidente y cuando se acercaron al vehículo vieron al hombre que tenía un cuchillo y los amenazaba", afirmó Clayton.

Por otra parte, el jefe de la Policía de Victoria, Graham Ashton, indicó a los medios que el atacante era conocido por las agencias de Inteligencia y antiterrorismo de la zona.

Sobre los hechos, se confirmó la presencia de “cilindros de gas”  al interior del vehículo incendiado y se desmintió que el hombre haya gritado “¡Allah Akbar!” (Alá es grande) al momento de estrellarse.

La policía local hizo un llamado para evitar transitar por el sector hasta que se haya descartado la participación de terceros.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo