Cine, literatura, danza y memoria histórica para recordar la vida y la muerte en el Campo de Prisioneros de Chacabuco

Una exposición, el lanzamiento de un libro, una obra de danza, tres documentales y un conversatorio forman parte de la Semana Chacabucana que comienza este martes para conmemorar lo ocurrido en ese centro de detención durante la dictadura.

Por Daniel Pérez Pavez

En tiempos de dictadura, entre noviembre de 1973 y abril de 1975, se instaló un campo de prisioneros en la Oficina Salitrera Chacabuco, un antiguo pueblo minero ubicado en medio del desierto de Atacama y abandonado desde 1938. Tras ser acondicionadoo para recibir prisioneros con la colocación de alambre de púas, torres de vigilancia y sectores minados, este campo coincentró a más de mil presos políticos. Era un campamento destinado sólo a hombres traídos desde distintos recintos militares de la Primera y Segunda Región, así como desde Santiago y Valparaíso.

En ese contexto, la Semana Chacabucana se desarrolla entre este martes 13 y el 17 de noviembre, con el objetivo de visibilizar y recordar lo ocurrido en ese centro de detención tras el Golpe de Estado.

La jornada comienza este martes  a las 19.00 horas con la inauguración de Resistir en la Memoria: a 45 años del Campo de Prisioneros de Chacabuco, exposición desarrollada en conjunto con la Agrupación de Ex Presos Políticos de Chacabuco y la Universidad de Santiago de Chile. Comprende una serie de objetos, dibujos, cartas y documentos que dan cuenta de la entereza y dignidad de quienes afrontaron la prisión política en el aislamiento del desierto.

Resistir en la memoria incluye, además, la muestra Imágenes con Historia. Dibujos de Enrique Olivares, exposición de dibujos de  Enrique Olviares hechos en prisión y rescatados clandestinamente por sus familiares. 

Angel Parra Agencia

El miércoles 14 a las 19.00 horas se efectuará el lanzamiento del libro Relatos de sobrevivientes del Campo, una recopilación de testimonios narrados por chacabucanos y publicados entre 1975 y 1991, que relevan a la escritura como el testimonio más elocuente de la memoria histórica de los hechos vividos en el campo de prisioneros y sus consecuencias.

Posteriormente, el jueves 15 a las 17.00 y 19.00 horas el Museo de la Memoria exhibirá los documentales “Yo soy, yo fui, yo seré”, de Heinowsky y Sheumann; y La resistencia de los metales, de Roberto Riveros y Francisca Durán. El primero de ellos (17.00 h) es un registro de lo sucedido en el Campo de Prisioneros de Chacabuco y Pisagua en 1974; el segundo (19.00 h) es la historia de los más de 1200 prisioneros que son trasladados a Chacabuco, donde aislados e incomunicados frente a la inminencia de la locura y la muerte, deberán hallar la forma de sobrevivir al presidio, a sus captores y al desierto más árido del mundo.

El viernes se presenta “La pérdida de todos”, una obra de danza a cargo de la Compañía Generación del ayer trata sobre mujeres de detenidos desaparecidos, convirtiéndose en un viaje por la memoria y el olvido, por el tiempo y la soledad, por la búsqueda, el miedo y la resistencia, conjugando danza, sonido y recursos audiovisuales en una propuesta cargada de tintes poéticos.

Para culminar la jornada de memoria histórica, se exhibirá el documental "Y si los muros hablaran", de Peter McPhee, a lo que se sumará un conversatorio de cierre con el director del documental y sobreviviente del campo. Algunos de los prisioneros más conocidos que vivieron la desgracia de Chacabuco fueron el dirigente comunista Luis  Corvalán, el periodista Alberto Gato Gamboa, el parlamentario Julio Palestro y el destacado músico Ángel Parra (foto).

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo