"Todos los judíos deben ser ejecutados": Enjuician a pareja inglesa fanática de Hitler por llamar a su hijo "Adolf"

Pertenecían a una organización prohibida en Inglaterra desde 2016 por su discurso de odio.

Por Fresia Ramírez

La organización de extrema derecha “Nacional Action” fue cuestionada en Inglaterra desde por promover un discurso de odio nazi hacia judíos, asiáticos, afroamericanos y homosexuales.

Sin embargo se pasó de un cuestionamiento a una total prohibición luego de que miembros de la organización celebrara el asesinato del diputado laborista Jo Cox por el terrorista de extrema derecha Thomas Mair.

Pero a pesar de la prohibición la agrupación se ha mantenido viva a través de personas que de manera clandestina participan en ella. Ese es el caso de Adam Thomas (22) y su novia, Claudia Potato (38).

Amor nazi

La pareja, que se conoció online, tenía la férrea convicción de liderar una “guerra santa” contra todo lo que no fuera blanco. “No acepto a nadie que no sea 100 por ciento blanco”, dijo Thomas al medio británico Metro.

Su fanatismo se materializaba más allá de su participación política: tenían vestiduras del Ku Kux Klan, tatuajes de la SS y banderas nazis por toda la casa.
Además el cumpleaños pasado de Thomas fue celebrado con una torta con el rostro del “Führer” dibujada con crema.

El nivel superó los límites cuando nació su hijo, a quien decidieron ponerle el nombre del líder nazi Adolf Hitler, culpable de generar el holocausto que llevó a la muerte a más de 6 millones de personas.

Tribunales

Justamente este fuerte argumento llevó a la policía a iniciar una investigación en su contra donde encontraron mensajes intercambiados con líderes de Nacional Action.

Las conversaciones más graves se mantuvieron específicamente con Alex Deakin (23) líder de Nacional Action condenado a ocho años de cárcel por el carácter terrorista de la agrupación.

Entre los mensajes destacaban “Podríamos matar miles de millones de personas que no son blancas, no hay problema, somos superiores … Personalmente, todo lo que quiero es una patria blanca”.

Actualmente la pareja se mantiene en tela de juicio, a la espera de siete semanas en las que el jurado decidirá su suerte.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo