El completo y las papas fritas pisan el freno: La comida rápida en Chile desaceleró sus ventas el último trimestre

En el segundo trimestre, el rubro creció un 10,3%, siendo el mejor resultado en cinco años. En el tercero, en cambio, las cifras son menos alentadoras.

Por Gabriel Arce

Si bien la base de comparación no acompañó, el índice de servicios de comida rápida del último trimestre mostró que las pizzas, hamburguesas y papas fritas tuvieron una marcada desaceleración en el último trimestre del año.

Según el Índice de Comida de Servicio Rápido, que elabora la Cámara Nacional de Comercio, el sector del fast food tuvo ventas que marcaron un crecimiento real anual del 3,2% durante el tercer trimestre del 2018.

Esa cifra marca un gran contraste respecto del alza para el sector en el segundo semestre, que fue del 10,3%. Pero claro, esa cifra marcó el mayor crecimiento de ventas totales en los últimos cinco años.

La CNC, en su informe, destaca que "este resultado, influido en parte por una mayor base de comparación, marca una desaceleración respecto al trimestre anterior (10,3%). El indicador acumula así un alza de 6,7% entre enero y septiembre de este año, marginalmente por sobre el resultado alcanzado en igual período de 2017 (6,3%)".

Región Metropolitana

En lo que respecta a la Región Metropolitana, la CNC destaca que "las ventas reales, en función del total de locales, crecieron un 1,0% anual durante el tercer trimestre de 2018, desacelerándose fuertemente y acumulando entre enero y septiembre un alza de 5,2% real, por debajo de lo evidenciado en igual período de 2017".

Yendo al detalle por mes, agosto marcó el mayor crecimiento con un alza de 3,6% real anual, seguido de septiembre, con un incremento de 3,1%. Por su parte, julio marcó una caída de 3,0% real anual.

Además, se destaca que las ventas en regiones presentaron un leve aumento en su participación del total de ventas nacional, alcanzado el 39,3% del total.

Consumo promedio

El estudio también da cuenta de que en el tercer trimestre, las personas gastaron en promedio $4.778 por boleta, lo que determinó una baja real de 1,9%. De eso, la RM promedió $4.835 por compra, mientras que en regiones fue de $4.721. La desaceleración en el promedio del gasto, según la CNC, se explica "por una mayor base de comparación y un menor crecimiento en las ventas en la capital".

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo