Información oculta y conspiración: las revelaciones con las que New York Times terminó de destruir a Facebook

El medio narra en un extenso reportaje el manejo de crisis que tuvo la red social respecto a el manejo de los datos personales y la injerencia rusa

Por Francisca Herrera

El famoso diario The New York Times fue el responsable de terminar de destruir la poca buena imagen que le quedaba a Facebook luego de los escándalos de Cambridge Analytica, la intervención rusa y las noticias falsas.

De acuerdo con el rotativo, la compañía dirigida por Mark Zuckerberg (34) y Sheryl Sandberg (49), directora operativa de la red social, habría contratado a una empresa especializada en crear mala publicidad contra los enemigos del gigante de internet y habría ocultado información importante sobre la injerencia rusa.

Los descubrimientos del medio estadounidense fueron realizados luego de entrevistar a 50 personas, entre ejecutivos pasados y actuales, empleados, legisladores y funcionarios gubernamentales y del Congreso.

Información oculta

El jefe de seguridad de la empresa, Alex Stamos, habría detectado en la primavera estadounidense del 2016 que piratas informáticos rusos parecían estar investigando los perfiles de Facebook de personas conectadas a las campañas presidenciales y que crearon cuentas para enviar mensajes a periodistas, según el medio.

Stamos habría informado a su superior, pero Facebook no tenía políticas al respecto. Sin embargo, cuando en diciembre de ese año el jefe de seguridad escuchó a Zuckerberg burlándose públicamente de la idea de que Trump fue elegido gracias a las noticias falsas, habría concretado inmediatamente una reunión con él.

Se creo un equipo especial de investigación, que en enero del 2017 ya tenía una idea de lo crítica que era la situación y habría exigido que se emitiera un comunicado para dar a conocer los hechos. Los ejecutivos se habrían negado argumentando que si Facebook incluía a Rusia serían tildados de ponerse del lado de los demócratas y generaría rechazo en los usuarios.

Durante la mayor parte del año pasado, Facebook intentó reprimir las preocupaciones de los investigadores del Congreso y afirmaban públicamente que no había ningún esfuerzo ruso de importancia en la red social.

Cuando vieron que el escándalo les estallaría en la cara, decidieron revelar una cantidad controlada y reducida de información.

Difamación

A través de Definers Public Affairs, firma que se especializa en ocupar tácticas de campañas políticas para grandes corporaciones, Facebook habría intentado desacreditar a Tim Cook, director ejecutivo de de Apple y al filántropo liberal George Soros, ambos grandes críticos de las prácticas de la red social.

La firma de comunicaciones difundió un documento a mediados de este año en el que mostraba a Soros, quien criticó en el Foro Económico Mundial a Facebook y Google, como “la fuerza desconocida detrás de lo que parecía ser un amplio movimiento anti-Facebook”, según el medio.

También un funcionario de la red social contactó al grupo judío La Liga Antidifamación, con quien están asociados, acusando a Freedom from Facebook  de antisemitas, por sostener carteles que mostraban a Sandberg y Zuckerberg, ambos judíos, como dos cabezas de un pulpo que se extiende alrededor del mundo, explican. La organización hizo eco de los reclamos.

De igual manera, se habría contratado a la compañía conservadora de noticias NTK Network, filial de Definers, para que publicaran artículos negativos sobre Apple y Google por “prácticas comerciales desagradables”. En algunos, se trataba a Cook de hipócrita por criticar el respeto a la privacidad de Facebook.

La compañía de Zuckerberg afirmó que las noticias de NTK sobre Cook no fueron financiadas por ellos, sino que por una tercera compañía. Cuando se supo sobre los artículos tendenciosos, la red social terminó su relación con Definers Public Affairs, en noviembre de este año.  publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo