¿A quién escuchará Trump? La CIA habría concluido que el príncipe heredero ordenó el asesinato del periodista saudí y el reinado lo niega

De ser confirmadas las presuntas conclusiones, el presidente se vería obligado a tomar una actitud más fuerte contra Arabia Saudita

Por Agencias

Agencias estadounidenses de inteligencia han concluido que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, de acuerdo con el funcionario estadounidense con conocimiento de dicha afirmación, que habló en condición de anonimato el viernes con The Washington Post.

Después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó a la jefa de la CIA Gina Haspel y al secretario de Estado Mike Pompeo desde el avión presidencial mientras viajaba para inspeccionar la devastación causada por el incendio en California, el Departamento de Estado divulgó un comunicado diciendo que "los informes recientes que indican que el gobierno estadounidense ha llegado a una conclusión no son precisos".

Más tarde el lunes, el rey Salman de Arabia Saudita, en su primer discurso importante desde el asesinato del periodista por agentes saudíes, expresó su apoyo al heredero, su hijo, sin aludir a las acusaciones de que el príncipe ordenó el crimen.

El rey no hizo la menor alusión al escándalo en torno al príncipe heredero Mohammed bin Salman, al cual solo mencionó para decir que le dio la orden de concentrarse en desarrollar la capacitación de la juventud saudí.

Trump tendrá que decidir

Si bien el gobierno del presidente Donald Trump negó el sábado haber alcanzado una resolución final sobre Khashoggi, en algún momento se tendrán que dar a conocer los resultados y el mandatario deberá tomar una decisión.

El Departamento de Estado resaltó que la semana pasada aplicó sanciones económicas contra 17 funcionarios saudíes por su presunta implicación en el asesinato, pero también citó la necesidad de mantener "la importante relación estratégica" entre ambos aliados.

Entre los castigados figuran Mohammed al-Otaibi, el diplomático a cargo del consulado, y Maher Mutreb, que era parte del séquito del príncipe heredero en viajes al exterior.

Si la presunta conclusión de las agencias de inteligencia es verdadera, los esfuerzos en el Congreso para tomar medidas aún más severas en contra del aliado cercano de Estados Unidos por el asesinato se acrecentarán. Los legisladores estadounidenses se han pronunciado a favor de que el gobierno reduzca sus ventas de armas a Arabia Saudí o adopte medidas punitivas más severas.

Sin embargo, Trump se ha resistido a las exigencias de que suspenda las ventas de armas al reino y es renuente a antagonizar con los gobernantes saudíes.

Khashoggi, un saudí que vivía en Estados Unidos, era columnista del Post y criticaba a menudo a la familia real, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul.

Las autoridades turcas y saudíes afirman que Khashoggi fue asesinado por un equipo procedente del reino después de que acudiera a la sede diplomática para recoger documentos que necesitaba para casarse.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo