Si quieres tener hijo, fin de año no es la opción: Especialistas señalan que la fertilidad disminuye

Debido al estrés de fin de año, estudios internacionales señalan que las mujeres ovulan un 20% menos y son un 20% más proclives al aborto.

Por Consuelo Rehbein

Los últimos meses del año son catalogados como los más estresantes. Incluso, a raíz de la carga psicológica de este este fenómeno, se han planteado iniciativas que buscan reducir las horas laborales semanales. Según un estudio publicado en la revista internacional “Natursan”, cada vez son más especialistas que defienden esta idea porque trae múltiples beneficios en la salud física y mental. Pero la realidad actual, podría influir incluso en la fertilidad. ¿Los motivos? Altos niveles de ansiedad y estrés.

Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, los altos niveles de estrés pueden cambiar los niveles hormonales en las mujeres. Esto genera  ovulación irregular y espasmos en las trompas de Falopio, que alteran la fertilidad. También se ha encontrado que en pacientes con altos niveles de estrés se producen contracciones uterinas, que aunque la mujer no las sienta, pueden afectar la implantación de los embriones. Asimismo, en el caso de los hombres, los altos niveles de estrés pueden disminuir la producción de espermatozoides.

Otras repercusiones 

Al respecto, Carlos Troncoso especialista en fertilidad y director de Clínica IVI Santiago, menciona que "en cierta medida las situaciones de estrés tienen repercusión en la actividad hormonal, y esta a su vez regula la función testicular, con lo cual sí que puede disminuir la producción de espermatozoides"."Además de estos efectos directos, el estrés también puede suprimir la libido de hombres y mujeres", revela Troncoso.

Se estima que en Chile un 15% de las parejas tiene problemas para lograr un embarazo. ¿Cuando visitar un especialista? Según el doctor Troncoso, se sugiere visitar a un especialista “después de un año de relaciones sexuales regulares sin embarazo. En caso de edades más avanzadas, es decir, sobre los 35 años, se recomienda consultar después de transcurridos seis meses de relaciones sexuales sin lograr un embarazo”.

Más allá de la fertilidad

¿Qué otros problemas nos genera el estrés además de la infertilidad? Según Rodrigo Pereira, Psicólogo de la Universidad Bernardo O’higgins, "también se puede presentar el Síndrome de Burnout, que consiste en un agotamiento emocional debido al exceso de trabajo y las horas continuas laborales, patología más común en quienes trabajan en sistemas de turno, como o aquellos que tienen un trabajo formal y freelance desde la casa".

"Entonces, el estrés laboral conduce a este síndrome que, tras sortear sus cuatro fases, es difícil que se revierta, lo que repercute en la vida familiar y social del individuo", añade Pereira.

Hay algunas estrategias para reducir el estrés. Daniela Vargas, psicóloga especialista en reproducción asistida y parte de la unidad de apoyo psicológico de IVI Santiago, señaló a Publimetro algunas estrategias en esta materia:

1.- Aceptar la situación:

Identificar los sentimientos y asumir que es normal en estos casos sentirse triste o frustrada. Modificar estos pensamientos negativos y pensar que casi todo problema tienen una solución, generar una actitud más positiva y centrarse en encontrar el remedio.

2.- Apoyarse en la pareja:

Se trata de un problema que afecta a los dos pero cada uno lo enfrenta de una manera diferente, por ello los psicólogos advierten que es importante respetar las emociones del otro sin juzgarlas.

3.- Controlar el estrés:

En estos casos lo más recomendable es consultar con un especialista si se tiene un alto nivel de ansiedad. La asistencia psicológica puede ser de gran ayuda, los psicólogos pueden darte una serie de técnicas de autocontrol para combatir el estrés y disminuir la carga emocional. También el trabajo puede afectar a tu fertilidad y se puede recurrir a otras terapias naturales como el yoga, la acupuntura y la homeopatía.

4.- Intentar continuar con la vida normal y buscar nuevas aficiones:

Mantener la mente ocupada en actividades que nos resulten agradables ayuda a disminuir la ansiedad y a no vocalizarse únicamente en conseguir el embarazo.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo