Desastre por River-Boca abre cuestionamiento por seguridad en la Cumbre G20 a la que asistirán Trump y Putin

Algunos indicaron que si la seguridad policial no fue suficiente para proteger al bus "xeneize" de ataques, podría haber problemas con los líderes mundiales.

Por Jaime Liencura

Un completo desastre. En eso terminó la final de la Copa Libertadores, luego que un grupo de hinchas de River Plate atacara el bus donde se trasladaban los jugadores de Boca Junior, mientras se dirigían al estadio Monumental del equipo local, en Buenos Aires.

Como consecuencia, al menos un jugador del cuadro "xeneize" fue trasladado hasta una clínica, fuera del campo deportivo. Además, la Conmebol suspendió hasta las 18:00 la realización del partido.

Problemas de seguridad

El hecho demostró serios problemas de seguridad ofrecida por la policía argentina, cuestión que abrió de inmediato los cuestionamientos si acaso Buenos Aires puede ofrecer tranquilidad a nivel internacional ante la inminente realización de la Cumbre G 20 en esa ciudad.

Ello pues a la cumbre internacional ya confirmaron su asistencia el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el de EEUU, Donald Trump, además del representante de China, Xi Jinping y la canciller de Alemania, Angela Merkel, otros líderes mundiales como el Presidente Sebastián Piñera y Justin Trudeau de Canadá.

Debido a que la mayoría de los participantes son potencias, Buenos Aires ya se prepara con corte de calles y con extremas medidas de seguridad. Incluso se solicitó a varias policías la colaboración para el desarrollo de la cumbre.

Cuestionamientos

Ya el pasado 5 de noviembre, la ministra de Seguridad trasandina, Patricia Bullrich, había hecho referencia a la seguridad de ambos sucesos. "Vamos a tener la Cumbre del G20, lo Boca y River parece algo bastante menor", precisó en esa fecha, lo que ha resurgido ahora en redes sociales a causa del ataque al bus de Boca.

En ese sentido ya surgieron las primeras dudas respecto a si Argentina será capaz de mantener un encuentro de ese tipo. El argentino Edward Holfman, experto en materias de seguridad Director The Guardian Group escribió en su cuenta de Twitter

"Con mucho respeto, podrán organizar y dar protección del G20 si no pueden garantizar la seguridad de un partido de fútbol Boca-River", se cuestionó.

No fue el único. El usuario Deivid Rivers escribió "la policía que no pudo garantizar un anillo de seguridad para el bus de Boca, es la misma que tiene que garantizar la seguridad de la cumbre del G20 la otra semana".

Ellos son sólo dos ejemplos de quienes ya vincularon los problemas de seguridad en el fútbol con la política.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo