Terrible: Tenía once años y su padre lo obligaba a tener sexo con su madrastra y él para “curarlo” de la homosexualidad

Los abusos se extendieron por tres años.

Por Fresia Ramírez

Daniel Dowling hoy tiene 36 años de edad, y más de 20 años después se armó de valor para denunciar el cautiverio que vivió en su adolescencia en Reino Unido.

Desde los once a los 14 años fue obligado por su padre a tener relaciones sexuales con su madrastra y participar de tríos sexuales con él.

Según narra al medio The Mirror, todo el sufrimiento se debió a su homosexualidad, que su padre quería “arreglar”.

Y como en pocos casos, la ley estuvo del lado de Daniel. El juez del caso declaró que el daño hacia el joven “es incalculable. El abuso de confianza es monstruoso”.

Por ello su padre, Warped Richard Dowling, y su madrastra, Annette Breakspear, tendrán que pasar cinco y ocho años en la cárcel, respectivamente.

Los abusos

Richard trabajaba en el Ministerio de Defensa y cometía los abusos porque según él trataba de “guiarlo (a Daniel) en la dirección correcta y no a la forma de ser gay".

En esa línea Daniel fue obligado a ver pornografía y tener relaciones sexuales con la madrastra.

El joven recuerda con especial asco la vez que comenzaron los abusos, un día que jugaban el juego de mesa “Frustración”. Ahí Richard le dijo que probarían “algo diferente”.

Se trataba de que cada vez que alguien perdía, se quitarían una prenda, y al final del juego Annette estaba completamente desnuda.

“Me ordenaron tocar y besar sus pechos. Papá me animaba a hacerlo, así que pensé que estaba bien. Creo que esa noche fue una prueba de cómo reaccionaría porque el coito comenzó después de eso “, recuerda.

Más adelante y durante tres años estas situaciones no parecían nada. Daniel narra al medio inglés que en una ocasión su padre lo llamó para darle un beso de buenas noches a su madrastra, que estaba amarrada y desnuda en una cama.

“Le di un beso y me paré para irme, pero ella me pidió que la tocara y desatara una de sus manos. Tuvimos relaciones sexuales y papá vino y se unió”, narra.

“Ella [Breakspear] me instruiría sobre qué hacer. A veces, cuando papá no estaba allí, me invitaba a su habitación por caricias y relaciones sexuales”

Culpa al padre

Daniel recrimina a su padre por la situación, y por no protegerlo. “Era el trabajo de papá protegerme. Robaron mi inocencia y arruinaron mi infancia. Nunca podré superar eso”, dijo Dowling.

El fin de los abusos no llegaría a manos de la policía, o de la toma de consciencia de su padre. El sufrimiento sólo se acabó cuando la pareja se disolvió, en 1996.

Actualmente Daniel es homosexual, pero no tiene pareja. “Me sexualizaron a una edad tan temprana que el sexo no significa nada para mí”, concluye.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo