No toda Europa es fría durante el invierno

Viajar al Viejo Continente durante enero y febrero no excluye el encontrar destinos cálidos para disfrutar

Por Pablo Contreras

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y la mayoría de las personas que viajan fuera de Chile buscan climas cálidos o tropicales, como Brasil o el Caribe. Es obvio, nada que ver andar pasando frío cuando se quiere disfrutar del aire libre.

Y claro, pensar en Europa, por ejemplo, no parecer ser una opción muy interesante, pero eso no es tan así, porque hay lugares del Viejo Continente que no son sinónimo de frío y nieve en el invierno boreal.

“Hay varios lugares de Europa que son ideales para visitar en nuestro verano, como por ejemplo el sur de Portugal, que tiene un clima subtropical. Y son consideradas las tierras más calientes del continente”, afirma Sergio Correa, gerente de marketing y producto de Viajes El Corte Inglés.
En tanto, Dirk Zandee , country Manager de la region andina de Despegar.com, destaca a España, principalmente las ciudades que se encuentran más al sur, como Málaga, Cádiz, Sevilla, Islas Canarias, Ibiza, entre otros. “Málaga, por ejemplo, tiene uno de los climas más cálidos de Europa, con temperaturas medias de 20ºC durante el día en el mes más frío, enero”, afirma.

Otra alternativa de destino en ese país es Granada, donde “en un mismo día puedes estar en la nieve y luego en la playa”, dice Correa. Además está Las Palmas de Gran Canaria que cuenta siempre con clima agradable. En sus meses más fríos, la temperatura fluctúa entre los 16º y 24º, haciendo de ésta una ciudad que encanta a todos sus visitantes”, recalcan desde Viajes El Corte Inglés.

Grecia es otro de los países que aparece como alternativa , ya que gracias a su ubicación tiene un clima mediterráneo clásico, “con inviernos suaves y húmedos y veranos cálidos y muy secos. Atenas o Santorini son destinos ideales para recorrer”, añade Zandee.

Ahí cerca también está Italia, específicamente la isla de Cerdeña y su invierno templado y húmedo, con una mínima media de 15°C.

Y ¿qué hacer?

Un viaje a Europa, en principio, no es barato, aunque el ejecutivo de Despegar asegura que “depende del tipo de viaje que quiera realizar la persona y también la planificación con la que lo haga. Sin duda, si prefiere quedarse en hoteles cuatro estrellas, que incluyan desayuno y compra un vuelo con poca anticipación o flexibilidad, su tarifa será bastante mayor”, advierte.

Ya estando en algunos de estos destinos, no son pocos los panoramas que se pueden realizar. En el caso de Málaga, puedes disfrutar de una buena comida mediterránea,  además de una amplia oferta cultural, como el Museo Natal de Picasso  $3.105. Y para los animalistas, una parada obligada es el Bioparc Fuengirola que es un parque de animales dedicado a la conservación de especies tropicales y adaptadas a medios selváticos, que cuesta $12.225 aproximadamente.

En el caso de Lisboa, es una ciudad conhistoria y modernismo, donde destacan actividades como un tour por Sintra lujo, Cascais y Estoril Grupos Pequeños, que son lugares que han inspirado grandes escritores de la literatura europea. Otro imperdible es la Torre de Belem.

Llegando a Grecia, no cabe duda que Atenas es una de las ciudades más reconocidas por su historia y antigüedad, donde una visita ineludible es el Museo de Acrópolis, el Delfos, o uno de los tours más destacados y recomendados por usuarios: “Un recorrido mitológico”, una visita por todos los puntos mitológicos de Atenas por unos $42.721.

Pese a la búsqueda de una temperatura agradable, Zandee subraya que “hay paisajes que vale la pena ir a pesar del frío, poder ver París, Londres, Berlín o Zürich llenos de nieve, sin duda, es una experiencia única e inolvidable”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo