Piñera llega al G-20 con una curiosa y bien chilena solicitud

En una apretada agenda que tiene el Mandatario por reuniones con sus pares como el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, o la primera ministra inglesa, Theresa May, el Presidente también se dio tiempo para solicitar que no faltara palta en su menú. La extrañará, como todo buen chileno.

Por Jaime Liencura, enviado especial

Faltaban minutos todavía para que el reloj marcara las 8:00 de hoy cuando el Presidente Sebastián Piñera abordó el Boeing 737 – 500 de la Fuerza Aérea que lo trasladó hasta la capital de Argentina, donde participará como invitado de la Cumbre G-20.

Como es ya toda una tradición, apenas subió a la nave saludó a sus acompañantes: equipos de protocolo, asesores, el médico entre otros. También tuvo tiempo de dar sus “buenos días” a la prensa, que rondan las 20 personas.

A un día de cumplir 69 años, el Mandatario comentó lo bien que lo pasó ayer cuando la primera dama, Cecilia Morel, le organizó un “cumpleaños anticipado”, que incluyó una torta con un adorno que asimilaba a La Moneda, figuras con la que se quedó. Pero no es el único de su familia que está de celebración: su hijo Cristóbal nació en un día como hoy.

Piñera Jaime Liencjura

Como Piñera abordó el avión sin llamarlo, pretendía comunicarse con él antes de despegar. Ello pues en Argentina tiene una agenda apretada: reuniones con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el primer ministro de India, Narendra Modi, la de Reino Unido, Theresa May, por decir algunos.

Ellos ya arribaron a Buenos Aires bajo estrictas medidas de seguridad, solicitadas por sus gobiernos. Pero no fue lo único que pidieron, pues también hubo requerimientos especiales, según informó la prensa argentina.

Erdogan, por ejemplo, al ser musulmán pidió tener a un mesero exclusivo en la cena en la que participarán los líderes en la tarde de hoy en el mítico Teatro Colón. La idea es cerciorarse que sólo le sirvan comida halal, es decir, que el animal del cual extraen la carne no haya sido asesinado con violencia, o bien, que solo tenga aliños permitidos por la fe que él profesa.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también fue otro de los que hizo solicitudes. Como viajó a Buenos Aires con su esposa Brigitte, y ella es vegetariana, pidió que el menú respete estas coordenadas durante su estancia.

Consultado por Publimetro, el Presidente Piñera se remitió a informar que no hizo solicitudes especiales salvo una: palta. Como buen chileno en tierras ajenas, no quiere que falte el “oro verde” en su mesa.

Hablando de trabajo, la agenda del Mandatario no le permitirá minutos de relajo: apenas baje del avión irá directo a una bilateral con el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte.

Tras eso parte junto a otros líderes para la foto oficial del G20 y de ahí no para. Así en una reunión con Modi, intentará amarrar acuerdos para facilitar la llegada de frutas y productos agropecuarios al país del yoga.

Con Erdogan intentará posicionar el concepto de “Tratado de Libre Comercio” y “fomento a la inversión” serán las claves en las reuniones con líderes de Japón e Italia, que también aparecen también en la agenda.

Respecto a Macron, todavía no hay luces de un encuentro formal. Sin embargo, la esperanza todavía está.

Cabe mencionar que la electromovilidad en Santiago, el trabajo para el cambio climático y la posición de Chile en la guerra comercial de China y EEUU son cartas que tiene Piñera bajo de la manga, listos para ser usados si se da la ocasión.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo