Nueva jornada de violencia en París: el "chilenismo" contra Macron que acaparó la atención del mundo

El presidente francés Emmanuel Macron denunció la violencia desde la cumbre del G20 en Argentina y aseveró quienes se agredieron a la policía y vandalizaron el Arco del Triunfo "serán responsables" por sus actos. Agregó que sostendré una reunión gubernamental de emergencia el domingo para discutir las protestas.

Por Nathaly Lepe/ AP

Una violenta jornada de protestas se registró este fin de semana en París, protagonizada por el movimiento de los "chalecos amarillos", en contra de las alzas de precios de los combustibles.

Los disturbios urbanos más violentos ocurrieron en el centro de París donde los manifestantes incendiaron vehículos, rompieron ventanas, publicaron negocios y pintaron grafitis en el Arco del Triunfo.

Ese fue el lugar que más llamó la atención, porque entre los mensajes en francés había uno claramente en español contra el presidente Emmanuel Macron. Un mensaje que estaba escrito en claro "chileno".

Las redes sociales no pararon de comentar el texto en el Arco de Triunfo donde se leía claramente "Pico pa Macron".

"Nada justifica" la violencia

Los manifiestos, furiosos por el alza de los impuestos y el costo de la vida, se enfrentaron con la policía antidisturbios francesa, se cerraron las zonas más populares de la ciudad, arrojaron gas lacrimógeno y usó cañones de agua en su intento por sofocar el tumulto en las calles. Al menos 110 personas resultaron heridas.

El presidente francés Emmanuel Macron denunció la violencia desde la cumbre del G20 en Argentina y aseveró quienes se agredieron a la policía y vandalizaron el Arco del Triunfo "serán responsables" por sus actos. Agregó que sostendré una reunión gubernamental de emergencia el domingo para discutir las protestas.

"(La violencia) nada tiene que ver con la expresión pacífica de un malestar legítimo", declaró Macron desde Buenos Aires. Subrayó que “nada justifica” los ataques hacia las políticas, el saqueo de las tiendas y la cuestión de los edificios, y se negó a responder las preguntas de los periodistas sobre la situación en París.

París AP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se trata de un tercer fin de semana consecutivo de choques en la capital francesa en que participan activistas con chalecos amarillos fluorescentes que forman parte de un nuevo movimiento de protesta. Fue además la jornada más violenta al menos desde 2005.

La escena está marcada con otras protestas realizadas el sábado en Francia, en las manifestaciones y el bloque de calles en otros lugares se desarrollará de forma predominantemente pacífica.

Miles de policías franceses fueron desplegados para tratar de contener la violencia, que inició el sábado por la mañana cerca del Arco del Triunfo y continuó hasta muy entrada la noche. La policía parisina informó que los disturbios dejaron a 110 heridos, 20 de ellos agentes, y 224 personas fueron arrestadas.

En entrevista con el canal francés de la televisión TF1, el ministro del interior, Christophe Castaner, dijo que un manifiesto se ha convertido en una condición para ser parte de un grupo que arregla una fuente de metal de los jardines de las Tullerías. Un video difundido por las redes sociales muestra cuando la carga médica cae sobre los manifiestos.

París AP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por la tarde, los enfrentamientos continuaron por varias calles que usualmente son recorridas por los turistas. Grupos de manifestantes crearon barricadas en las calles de París, incendiaron neumáticos, autos y contenedores de basura, arrojaron rocas contra las policías y destruyeron y saquearon negocios.

Algunos manifiestos retiraron las barreras que protegen la Tumba del Soldado Desconocido de la Primera Guerra Mundial, bajo el monumento del Arco del Triunfo, para más adelante acerca de su llama eterna y entonar el himno nacional. Un reportero de The Associated Press en el lugar de otros manifestantes y un soldado para dispersar a los rijosos y proteger la llama. La policía luego lanzó el lacrimógeno de gas en la zona.

Los manifiestos, algunos de ellos tapados con capuchas negras, apilaron grandes planchas de madera y otros materiales en el medio de una calle próxima al Arco del Triunfo antes de encender los escombros.

Además de la ley de impuestos, los manifiestos están molestos con el liderazgo del presidente Macron. La protesta celebrada el pasado fin de semana en París también acabó en disturbios.

Las movilizaciones, que con los conductores se manifiestan contra la gravedad de los efectos de los hidrocarburos.

París AP
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo