Tregua EEUU-China no resuelve disputa comercial

Suspensión temporal de este enfrentamiento entre las dos potencias trajo algo de euforia a los mercados e hizo bajar el precio del dólar en Chile.

Por AP

La tregua anunciada por China y Estados Unidos en su disputa comercial tranquilizó temporalmente a los mercados mundiales el lunes, pero no hay indicio de que los dos países hayan cambiado sus posturas.

El lunes, los mercados en Asia, Europa y Estados Unidos respondieron favorablemente al anuncio la víspera de que el presidente estadounidense Donald Trump accedió a suspender por 90 días su plan de imponer más aranceles a los productos chinos mientras avanzan las negociaciones. El presidente Xi Jinping por su parte aceptó comprar más exportaciones estadounidenses.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo el lunes a los periodistas en la Casa Blanca que había un "enfoque inmediato en la reducción de los aranceles a los automóviles", aunque no brindó los detalles ni el momento oportuno para hacerlo. Preguntado si había un acuerdo específico para eliminar los aranceles, respondió: "Sí, lo hubo".

Mnuchin enfatizó que los dos líderes tuvieron conversaciones detalladas sobre 142 puntos y dijo que el objetivo ahora era convertir las charlas en un "verdadero acuerdo". Dijo que ambos líderes habían extendido invitaciones para visitar sus respectivos países y que espera que se reúnan en un "futuro próximo".

El resultado de la cumbre Xi-Trump en Argentina es "lo mejor que pudimos esperar", dijo en un comunicado el presidente de la Cámara de Comercio China-EEUU, William Zarit.

Sin embargo, no hay indicio alguno de que se haya avanzado en el tema central de la disputa: la insistencia de Estados Unidos de que China cancele planes industriales que según Washington, se lograron con base en el robo de tecnología y a las violaciones de los compromisos chinos para un comercio justo.

"Es imposible para China cancelar sus políticas industriales o sus planes de desarrollo para sus tecnologías y sus industrias", dijo Cui Fan, economista de la Universidad Internacional para Economía y Administración de Empresas, en Beijing.

El acuerdo le da a Xi tiempo para negociar, pues hasta ahora insistía en que no podía haber diálogo mientras Estados Unidos "nos sujeta un cuchillo a la garganta" con los aranceles, pero ambos líderes seguirán teniendo que lidiar con las presiones políticas de una gran cantidad de sectores: los nacionalistas, los partidarios del libre comercio y otros.

Si no hay avances, Trump sufrirá nuevamente presiones de los sectores nacionalistas para reanudar sus aranceles contra China.

Trump impuso aranceles de 25% sobre productos chinos por valor de 50.000 millones de dólares en julio, quejándose de que Beijing obliga o presiona a empresas extranjeras a compartir sus tecnologías. Trump impuso más tarifas sobre otros 200.000 millones de dólares en bienes chinos, de 10% y esa cifra debía aumentar a 25% el 1 de enero.

China tomó represalias, aplicando sus propias tarifas a las importaciones estadounidenses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo