Las dudas sin resolver de la frustrada elección en la UDI: Van Rysselberghe presenta querella por sabotaje y sospecha de ciberataque

La presidenta de la actual de la directiva de la UDI aseguró que la empresa encargada de la votación "sospechaban que estaban siendo víctimas de un ciberataque".

Por Aton

La UDI presentó en la Fiscalía de Las Condes una denuncia por el presunto ataque informático que ayer obligó a suspender las elecciones internas del partido, a las pocas horas de iniciado el proceso mediante el sistema de voto electrónico que estaba a cargo de la empresa E-Voting.

La denuncia fue presentada por la presidenta de la UDI, senadora, Jacqueline Van Rysselberghe, quien concurrió junto al abogado Mario Vargas. En el escrito se detallan los hecho y se solicitan diligencias, que deberán ser resueltas por la fiscal jefa de Las Condes, Lorena Parra.

“Queremos que se investigue, se suponía que aquí estaban las garantías, la información que dio la empresa era que ellos sospechaban que estaban siendo víctimas de un ciberataque, esto es grave”, dijo la presidenta del partido.

"Necesitamos saber quién es el responsable y vamos a llegar hasta la últimas consecuencias. Alguien tiene que haber efectuado este ciberataque y nosotros queremos saber quiénes son. Si es impericia (de la empresa) entonces los vamos demandar y ellos tendrán que asumir la responsabilidad de esto", advirtió.

En la demanda se detalla que los problemas empezaron a partir de las 10:30 en el Colegio San Francisco El Alba, de Las Condes, y que a las 12 horas E-Voting reconoció que no podía solucionar los problemas técnicos y que sospechaba de un ataque informático. Por lo mismo, solicitan que se cite a declarar a Benjamín Barros, representante legal de las empresa, y que la investigación la realice la Brigada del Cibercrimen de la PDI.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo