Familias promedios gastan 16 mil litros de agua al año: cómo se vive mejor el "periodo punta" en edificios

Algunas medidas cruciales para el ahorro en esta materia se basan en cambios de hábito muy pequeñas.

Por Fresia Ramírez

La Super Intendencia de Servicios Sanitarios (Siss) sorprendió este fin de semana con el anuncio del "periodo punta" para la regulación del agua en Chile. Se trata de una medida que rige desde Arica a la Araucanía, sumando un total de 12 regiones. Su puesta en marcha comenzó el 01 de diciembre de 2018 y se extenderá hasta el 31 de marzo de 2019.

Sin embargo y a pesar de la preocupación, esta medida no es nueva y se ha implementado desde hace 20 años.

El principal motivo es la sequía que arroja preocupantes números negativos al uso de agua en el país: el 72% del territorio nacional, equivalente a 55 millones de hectáreas, 16 mil habitantes y 317 comunas, son afectados por la desertificación, según cifras de la Conaf.

La medida de la Siss limita el uso a 40 metros cuadrados de agua mensual. Pero en lenguaje común ¿a cuánto equivale este límite? ¿cuánto gastamos realmente?

40 mil litros se equiparan a 400 duchas de cinco minutos, 4 mil descargas de inodoro o el consumo anual promedio per cápita de agua.
Según estas cifras, en una familia de cuatro personas la cantidad se eleva a 16 mil litros, es decir, 192 mil litros de agua al año. Lo que equivale a una copa de agua de 45 metros de altura al año por familia.

Departamento vs casa

El escenario preocupa a expertos, quienes llaman al uso inteligente del recurso y destacan el ahorro que se produce en los departamentos en comparación a las casas

Una de las mayores diferencias que existen con las familias que viven en casa es el gasto en el jardín. "No tienes que gastar agua en mantener tus áreas verdes ya que es el costo del edificio", dice a Publimetro Francisco Fullenkamp, gerente de tecnología de Edipro.

Pero no es el único beneficio de los departamentos. "El controlar los medidores, algo tan básico, ayuda mucho. Los medidores tienen vida útil de 2 o 3 años máximo y los edificios lo mantienen al día a diferencias de las casas", señala el experto.

Recomendaciones

Algunas medidas cruciales para el ahorro en esta materia se basan en cambios de hábito muy pequeñas. Por ejemplo el reducir el tiempo de las duchas, que aunque sean de 10 minutos generan un consumo de 200 litros.

Por otro lado "los grifos aereadores, permiten ahorrar hasta un 80% del consumo de agua y tienen bajo costo. También existen estanques de inodoro que reducen a la mitad el gasto común por descarga, que son 12 litros", llama Fullenkamp, que invita además a utilizar las lavadoras con poco detergente y carga máxima.

En cuanto al remezón en el bolsillo, Aguas Andinas tranquiliza comunicando que las tarifas para quienes superen el límite de la Siss dependerán del sector en que se ubique la vivienda. Sin embargo, sólo el 8% de los consumidores que poseen en la Región Metropolitana superan la cantidad estipulada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo