Con tan sólo 15 años: niña sueca es ejemplo de la lucha contra el cambio climático

Este año se convirtió en la líder de las movilizaciones estudiantiles en Suecia por el cambio climático y su claridad frente al tema ha marcado la COP 24 que se desarrolla en Polonia. Sentada al lado del secretario general de Naciones Unidas, le dijo porqué desconfía de los políticos y sus promesas para reducir las emisiones de efecto invernadero.

Por Agencias

Greta Thunberg una joven sueca de 15 años lucha cada viernes contra el cambio climático.

Ha inspirado un movimiento mundial para pedir que se cumplan los objetivos medioambientales. Los viernes falta a clase y se sienta frente al Parlamento sueco para pedir que se cumpla el Acuerdo de París.

En Suecia, ir a la escuela es obligatorio. Por lo tanto, Greta Thunberg, de 15 años, está violando la ley.

Soy demasiado joven para votar. Pero la ley sueca exige que yo vaya a la escuela. Así que hago esto para que mi voz se escuche y atraiga la atención de los medios de comunicación sobre la crisis climática, dice.

El interés de Greta por el clima se despertó cuando sus maestros le dijeron que, para frenar el calentamiento global, era importante ahorrar energía y reciclar.

Nos dijeron que hay una cosa llamada cambio climático y que es una amenaza muy seria contra nuestro futuro. Cuanto más aprendía sobre eso, más pensaba: "Si esto es tan serio, ¿por qué no hablamos de ello y tratamos de resolverlo todo el tiempo?"

Esta activista lleva meses luchando por cambiar, ha recorrido varias capitales europeas y con sus discursos ha llenado calles y plazas.

Ahora se ha hecho su hueco en la Cumbre del Clima  en Polonia con un mensaje claro, que incluso sin esperanza es necesario hacer algo. En Polonia llama a la acción, incita a los jóvenes a usar todos sus medios para exigir que se proteja el planeta y es que Greta sin duda es una luchadora nata porque no piensa parar hasta conseguir el gran cambio.

 

Esta es la carta que Greta ha escrito a los medios reivindicando la lucha por el medio ambiente:

El verano pasado, el científico del clima Johan Rockström y otras personas escribieron que tenemos como máximo tres años para revertir el crecimiento en las emisiones de gases de efecto invernadero si vamos a alcanzar los objetivos establecidos en el acuerdo de París.

Ha pasado más de un año y dos meses, y en ese tiempo muchos otros científicos han dicho lo mismo y muchas cosas han empeorado y las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando. Así que quizás tengamos incluso menos tiempo que el año y diez meses que Johan Rockström dijo que nos queda.

Si la gente supiera esto, no tendrían que preguntarme por qué me apasiona tanto el cambio climático.

Si la gente supiera que los científicos dicen que tenemos un cinco por ciento de posibilidades de alcanzar el objetivo de París, y si la gente supiera qué escenario de pesadilla enfrentaremos si no mantenemos el calentamiento global por debajo de 2 ° C, no tendrían que hacerlo. Pregúntame por qué estoy en huelga escolar fuera del parlamento.

Porque si todos supieran lo grave de la situación y lo poco que se está haciendo, todos se sentarían a nuestro lado.

En Suecia, vivimos nuestras vidas como si tuviéramos los recursos de 4.2 planetas. Nuestra huella de carbono es una de las diez peores del mundo. Esto significa que Suecia roba 3,2 años de recursos naturales de las generaciones futuras cada año. Quienes formamos parte de estas generaciones futuras nos gustaría que Suecia dejara de hacer eso.

Ahora mismo.

Este no es un texto político. Nuestra huelga escolar no tiene nada que ver con la política de partido.

Porque el clima y la biosfera no se preocupan por nuestra política y nuestras palabras vacías por un solo segundo.

Sólo les importa lo que realmente hacemos.

Este es un grito de ayuda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo