54% de los chilenos ve amenazado su trabajo por la tecnología: ¿Cuáles son los empleos en real peligro?

Según un estudio, los empleados administrativos son los más preocupados por la robotización. Y hacen bien en estarlo, según expertos.

Por Gabriel Arce

Los trabajadores chilenos no solo están presionados por las características propias del mercado laboral chileno, donde los salarios han crecido apenas un 0,1% en lo que va de 2018 y el desempleo se mantiene sobre el 7%, sino que, además, el futuro asoma como un duro obstáculo para su estabilidad.

El estudio Zoom al Trabajo, realizado por la Universidad Adolfo Ibáñez, reveló que una de las bestias negras de lostrabajadores es el avance de la tecnología. Según la encuesta a más de 1500 trabajadores de distintos rubros, edades y profesionalización, el 54% se mostró seguro de que el avance de la robótica y la tecnología implicará un riesgo para sus trabajos.

No por nada, el mismo estudio daba cuenta en 2016 que un 22% se encontraba "muy preocupado" de su futuro financiero, mientras que en 2018 ese porcentaje creció al 34%. Sin embargo, y más allá de las cifras, ¿quiénes son los que realmente deberían estar preocupados del arribo de robots y máquinas?

Monotonía

El estudio indica que los más preocupados por la situación no son ni los obreros (53%) ni los altos ejecutivos (54%), sino que los empleados administrativos (58%). Y, en parte, hacen bien en estarlo, según los expertos.

Dagmar Pearce, director de Ingeniería Civil Informática de la U. San Sebastián, dice que los "trabajos rutinarios y que conlleven un procesamiento de documentos, son los que correrán más peligro. Telefonistas, call centers, asistentes, secretariados, redactores de planillas y documentos", cree. ¿La razón? son trabajos que pueden realizar bots en menos tiempo y con un menor porcentaje de fallas.

Por su parte, Juan Enrique Vásquez, Gerente General de Improve, opina que "en el área de servicios, sufrirán los operadores de peajes, que hoy están cambiando a TAG o tele peaje. Por el lado de los clientes o usuarios, no se va a requerir de cajeros en supermercados, donde ya es posible facturar mercancías por cuenta propia. Además, las tiendas virtuales harán requerir menos al personal de atención en el comercio", estima.

En esa línea, Ismael Espinoza, director de Emprendimiento de la U. Central, agrega que, además, se borrarán atenciones de servicios públicos, junto con personal de reembolso y bonos. ¿Quién tiene el desafío?  "Esto se volvió una amenaza porque muchas universidades y centros de formación técnica no vieron la educación con visión de futuro", sostiene Espinoza.

En tanto, Pearce y Vásquez, opinan que el desafío está en el sector privado. "Las empresas, medianas grandes, tiene que ir migrando esas personas a cursos de capacitación. Como se dice, toda máquina requiere de alguien que presione 'on' o ante una emergencia siempre se necesita el raciocinio humano", dice el académico de la U. San Sebastián.

"Una parte de la responsabilidad recae en la personas, pero lo más importante es que a las empresas, más que abaratar costos con robots, les sirve que sus trabajadores sean los que crean ese algoritmo, esa máquina o ese matenimiento que requiere la automatización", cierra Pearce

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo