IPC de noviembre: las razones por las que el precio del limón se disparó

La gasolina ahogó el alza del cítrico, que disparó su precio más de un 35% el pasado mes. Ese fenómeno se mantendría hasta marzo.

Por Publimetro

Quedamos igual a como estábamos en octubre. Esa fue la conclusión del Índice de Precio al Consumidor que liberó este viernes el Instituto Nacional de Estadística, que anotó una variación mensual del 0%.

Los principales protagonistas del pasado mes fueron los paquetes turísticos, los limones y la bencina. Esto, porque las divisiones que más incidieron en los resultados de inflación fueron recreación y cultura (+1,3%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (+0,4%), movidas, en gran parte, por el alza de los paquetes turísticos y el limón, que volvió a dispararse.

Por suerte, la incidencia negativa en los bolsillos la ahogó la gasolina, que con la caída en su precio constante por la mayor reserva de crudo de Estados Unidos, tuvo una incidencia positiva que dejó la inflación en tablas.

Ensala menos ácida

Pese a eso, lo del principal cítrico del país no es menor: anotó un incremento mensual del 35,5%, y promedia un alza de precio del 63,4% en doce meses.

Pero, ¿Por qué pasa esto ahora? “El tema de los limones es una cuestión cíclica, en este tiempo empieza a bajar la producción y los precios se disparan”, explica Froilán Flores, vicepresidente de la Asociación Chilena de Organizaciones de Ferias Libres.

Desde septiembre a la fecha, su precio pasó de los $800, a cotizarse a unos $1.200 en ferias libres. En supermercados, por su parte, el kilo está a $1.500.

Los cítricos, dice Flores, son de producción invernal, por lo que la baja de producción que se sostiene entre Limache, Quillota, la Región Metropolitana y Talca, no alcanza a estabilizar los precios. Según recalca el experto, el limón se mantiene caro -en torno los $1.000 el kilo- hasta marzo, época en la que su precio vuelve a bajar.

“Esto pasa siempre, pero hay una variedad de limones, el Cuatro Estaciones, que se da todo el año, y no sé porqué en Chile no se ha modificado para que se plante más”, dice el feriante.

Por su parte, el tomate mantiene su precio a la baja (-9,1%), y su precio se mantiene entre los $600 y $800 pesos en ferias libres. Pero ojo, las lechugas, sobre todo la escarola, también se están disparando. “Les afectó el calor. En septiembre ya teníamos días sobre 30º y las hizo madurar antes. Compraba la caja a $3 mil y ahora está a $10 mil. Ahí hay que tener cuidado, pero en general, tendremos buen precio en frutas y verduras durante el verano”, afirma Flores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo