¿En qué consiste el Pacto Mundial para las Migraciones de la ONU que Chile rechazó?

Se trata del primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados.

Por Agencias

A pesar de la fuerte oposición de Estados Unidos y algunos países más como Chile, casi el 85% de los miembros de las Naciones Unidas acordaron el lunes un amplio pacto no vinculante para garantizar una migración segura, ordenada y humanitaria.

El debate en torno al Pacto Global sobre Migración, el primero de su tipo, ha resultado ser una prueba crucial para los esfuerzos encabezados por la ONU para detener los desplazamientos peligrosos e ilegales a través de las fronteras, que han hecho del contrabando de personas una próspera industria mundial.

“La migración no regulada tiene un costo humano terrible: vidas perdidas en peligrosas travesías de desiertos, océanos y ríos; un costo en vidas arruinadas por contrabandistas, empleadores inescrupulosos y otros depredadores”, dijo el secretario general de la ONU Antonio Guterres en una conferencia en Marrakesh, Marruecos.

“Más de 60.000 migrantes han muerto en los desplazamientos desde el año 2000”, dijo. “Esto es una fuente de vergüenza colectiva”.

En total, 164 de los 193 miembros de la ONU aprobaron el acuerdo por aclamación.

En la conferencia de dos días, los líderes de la ONU esperaban hacer cambiar de opinión a los países occidentales que no firmaron: Australia, Austria, República Checa,Chile, República Dominicana, Hungría, Letonia, Polonia,  y Eslovaquia junto con Estados Unidos, que bajo la presidencia de Donald Trump no participó de la elaboración del acuerdo.

En qué consiste

-El Pacto Mundial sobre Migración, acordado el pasado 13 de julio, es el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados.

-Se trata del primer intento para gestionar los flujos migratorios de forma integral y a escala internacional. “Refleja el entendimiento común de los Gobiernos de que la migración que cruza fronteras es, por definición, un fenómeno internacional y que para gestionar con efectividad esta realidad global es necesaria la cooperación para ampliar el impacto positivo para todos”, apuntó el Secretario General, António Guterres.

-El pacto se estructura en torno a 23 grandes objetivos. Entre esas metas, hay algunas genéricas como la cooperación para abordar las causas que motivan la migración o mejorar las vías de migración legal. Pero también hay compromisos concretos, como medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar la separación de las familias, usar la detención de migrantes sólo como última opción o reconocer el derecho de los migrantes irregulares a recibir salud y educación en sus países de destino.

Los Estados se comprometen también a mejorar su cooperación a la hora de salvar vidas de migrantes, con misiones de búsqueda y rescate, y garantizando que no se perseguirá legalmente a quien les dé apoyo de carácter "exclusivamente humanitario".

Además, los Gobiernos prometen garantizar un regreso "seguro y digno" a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un "riesgo real y previsible" de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

El acuerdo no es vinculante y deja claro que cada Estado es soberano para determinar sus propias políticas en este ámbito. Es un marco para cooperar y lograr los objetivos que los propios países acordaron dos años antes en la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo