El desorden de los argumentos del Gobierno: desde al apoyo a los pactos de migración a la protección de las fronteras

En seis meses la postura del Gobierno pasó del respaldo a los acuerdo globales migratorios a poner la "integridad del país" como principal argumento para restarse del documento.

Por Felipe Betancour

Como "una oportunidad para mejorar la gobernabilidad de la migración y afrontar los desafíos asociados con la migración actual", así describe la Organización de las Naciones Unidas el pacto migratorio del cual Chile decidió restarse en conjunto a un puñado de países y que se convirtió en el tema de cabecera en La Moneda durante esta semana.

La negativa a firmar el acuerdo, que no es vinculante y está destinado a respaldar el derecho de los Estados a decidir su propia política nacional, provocó sorpresa y levantó críticas del mundo político. Los dardos apuntaron al Presidente Sebastián Piñera quien respaldó los acuerdos migratorios en la asamblea general de la ONU el pasado mes de septiembre.

“Frente a esta situación, el compromiso de mi país, Chile, es claro y categórico: estamos generando una política migratoria que sea segura, ordenada y regular, en perfecta armonía con la Declaración de Nueva York y el Pacto Mundial para la Migración, que plantea, precisamente, la necesidad de establecer políticas migratorias que garanticen migraciones seguras, ordenadas y regulares”, aseguró Piñera durante su intervención en la asamblea.

Piñera en la ONU AgenciaUno

 

 

La "bienvenida" al pacto

Dos meses antes, y a través de Twitter, la cuenta de la Misión Chile en la ONU, resaltó la "bienvenida" de nuestro país al pacto migratorio y destacó la experiencia nacional en linea con el acuerdo que nunca se firmó.

 

Ya con la información confirmada, de que el Gobierno se restaba a último momento de suscribir el acuerdo, tal como ocurrió con el pacto medio ambiental de Escazú, una serie de versiones comenzaron a circular para explicar el porqué de la decisión.

El canciller Roberto Ampuero tuvo que dar explicaciones en el Senado donde aseguró que “tenemos la instrucción del presidente (Sebastián) Piñera de no firmar ningún compromiso que pueda poner en riesgo los intereses de nuestro país”.

En seis meses, la postura del Gobierno pasó del respaldo al proyecto a las excusas por no suscribir.

Las razones de Piñera

En la misma línea, el Presidente Piñera agregó que "el texto discutido en Naciones Unidas choca con las normas de Chile” y que nuestro país “no va adherir a nada que pueda ser utilizado en su contra en cortes internacionales y que atente contra la soberanía del Estado de Chile”.

Una de las dudas que provocó la arremetida comunicacional del Gobierno para defender su postura, fue el rol que tomo el Ministerio de Interior en la situación, ya que fue el subsecretario Rodrigo Ubilla quien dio a conocer la decisión.

Consultado por este tema, Ampuero aseguro que "migración tiene que ver con personas que entran al país y con una política, en ese sentido, de Interior".

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo