¿Rehén de la guerra comercial?: Canadá libera a ejecutiva de Huawei tras arresto de ex diplomático en China

Meng Wanzhou debe pagar una cuantiosa suma, además de cumplir medidas especiales que impiden su fuga del país

Por AP

Este martes se concedió la libertad bajo fianza a la alta ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, arrestada en Canadá, luego de confirmarse que China habría arrestado a un ex diplomático canadiense presuntamente como represalia.

Después de tres días de audiencias, un juez de Columbia Británica le otorgó a Meng una fianza de diez millones de dólares canadienses (más de cinco mil millones de pesos chilenos), pero le ordenó portar una tobillera electrónica, entregar sus pasaportes, permanecer en el área metropolitana de Vancouver y confinarse a una de sus dos residencias en la ciudad entre las 23:00 y las 6:00 horas.

En medio de la creciente tensión entre China y Canadá, el ministro de Seguridad Pública canadiense, Ralph Goodale, confirmó el martes que Michael Kovrig, un ex diplomático canadiense, fue detenido en Beijing. La detención ocurrió después de que China le advirtió a Canadá de las consecuencias por el arresto de Meng.

“Estamos sumamente preocupados”, indicó Goodale. “Un canadiense está en evidentes dificultades en China. No escatimamos esfuerzos para hacer todo lo posible por velar por su seguridad”.

El Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, negó el miércoles tener conocimiento de la detención e informó que el International Crisis Group, para el que el ex diplomático trabaja como analista desde Hong-Kong, no estaba registrado en China y sus actividades en el país eran ilegales.

Como la organización no está registrada como una ONG en el país, "una vez su personal participa en actividades en China, está violando la ley”, añadió Lu.

El portavoz repitió el pedido de las autoridades chinas para la liberación inmediata de Meng, hija del fundador de Huawei, un fabricante líder de equipos de telecomunicaciones con fuertes vínculos con el gobierno y el ejército de Beijing.

La liberación de la directora financiera de Huawei Technologies, Meng Wanzhou, provocó una oleada de apoyo en redes sociales hacia ella y su empresa, con sede en la ciudad de Shenzhen, en el sur del país.

Meng fue detenida el 1 de diciembre a petición de Estados Unidos, que acusa a Huawei de utilizar una empresa fantasma en Hong Kong para vender equipos a Irán violando las sanciones impuestas por Washington a la República Islámica.

El caso de la ejecutiva generó tensiones diplomáticas entre las tres naciones implicadas y complicó las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo