Juguetes de barrio Meiggs pasan la prueba a medias: estudio afirma que mayor falla está en el rotulado

Sin embargo, no se detectaron elementos tóxicos.

Por Publimetro

Llega Navidad y con ello las compras de juguetes. Los principales mall y centros comerciales capitalinos reciben miles de personas que buscan el regalo perfecto para sus hijos. Aunque uno de los polos comerciales más concurridos en estas fechas es el Barrio Meiggs, en Estación Central, donde los viejos pascueros buscan las “Tres B”: buenos, bonitos y baratos.

Sin embargo, mientras lo de bonitos y baratos está asegurado, faltaba confirmar qué tan buenos, e inocuos son, y si cumplen con la normativa vigente en Chile. Para ello, la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) encargó un estudio al laboratorio Lenor Chile, donde fueron analizadas bajo parámetros físicos, químicos y de etiquetado de 34 muestras adquiridas en los puestos ubicados en las calles del popular sector.

Los juguetes seleccionados incluyeron pelotas anti estrés, la goma mágica conocida como slime, diversas figuras de acción, pistolas muñecas, juegos para pintarse y autitos.

De las muestras seleccionadas, según los resultados entregados por Lenor Chile, nueve cumplen a cabalidad con todos los parámetros analizados, lo que implica que el rotulado es el exigido por la norma, no contienen piezas pequeñas que puedan causar algún peligro de atragantamiento, y tampoco son tóxicos, lo que significa que podrían accidentalmente ser ingeridos, sin causar algún perjuicio para la salud.

Entre los juguetes que cumplen con todos los parámetros se encuentran los de maquillaje de niña, figuras de animales de granja, figuras de Transformers, Los Increíbles, My Little Pony y arenas mágicas.

En tanto, las 25 muestras restantes mostraron incumplimientos en lo que respecta al tipo de rotulado, con observaciones como:

  • No posee la advertencia respecto a las piezas pequeñas.
  • No cumple el tamaño del símbolo gráfico.
  • La palabra “ADVERTENCIA” debe estar escrita en letra mayúscula.
  • No posee las palabras de “CUIDADO”, “ATENCIÓN” o “ADVERTENCIA”.
  • No posee el marcado respecto al rango de edad (no recomendado para menos de 36 meses)
  • No posee las advertencias respecto al riesgo posible.

Para Stefan Larenas Riobó, presidente de Odecu, “que los juguetes analizados solo estén fallando en el rotulado es un problema, pero también significa que no son tóxicos para los niños, ni que existe el riesgo que puedan ingerir piezas capaces de obstruir las vías respiratorias”.

Sin embargo, agrega respecto al rotulado, que “este análisis demuestra que alguien no está realizando bien su trabajo, ya que todos los juguetes deben contar con su rotulado en español, en una letra legible, y con todas las indicaciones de seguridad, en el tamaño y color que lo exija la ley. Cuando no llegan del extranjero con el rotulado listo, en Chile se debe aplicar cuando ingresa el producto, cosa que estaría fallando en este caso”.

Para el caso de los juguetes que se venden por unidades, como las pelotas anti estrés, el rotulado solo viene en la caja de 10 o más unidades, pero los productos únicos no pueden traerlo, ya que carecen de envase.

Finalmente, Larenas recalca un elemento que las personas deben exigir. “A pesar de todo lo antes dicho, el problema para el consumidor que compra en estos lugares es que no tendrá derecho a cambio cuando no le dan una boleta. Sin boleta, no puede ejercer sus derechos correspondientes al cambio, devolución o reparación del producto”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo