"Red Nacional de Comunas Mágicas de Chile": ¿Qué se necesita para ser una de ellas?

La reciente organización solicita algunos requisitos que catalogan como "mágica" a la localidad, y así, contar con apoyo a su desarrollo.

Por Consuelo Rehbein

Hace unos días se lanzó la "Red Nacional de Comunas Mágicas de Chile" y el nombre, sin duda, genera curiosidad. ¿Qué significa ser mágico?

El presidente de esta nueva red, y alcalde de la comuna de Calbuco, Rubén Cárdenas, lo explica. "Las comunas mágicas, son todas aquellas que tienen un encanto especial, ya sea por su geografía, arquitectura o gastronomía, de manera que esta asociación se formó para transformar a Chile en un país mágico, donde las pequeñas comunas puedan mostrar la belleza de todos los rincones del país", señaló.

Así también se considera su riqueza cultural, por ejemplo, la existencia y resguardo de sus mitos y leyendas. Al momento de su lanzamiento, las primeras comunas mágicas eran Calbuco, Ollagüe, Doñihue, Futrono, Padre las Casas y Maullín. Además de las características mencionadas, estas comunas se reúnen para impulsar su desarrollo turístico sustentable.

Cumplir los parámetros de desarrollo sustentable

De hecho, para ser parte de “Las Comunas Mágicas”, los municipios deben tener una población menor a los 60 mil habitantes y fomentar un desarrollo sustentable, pero de acuerdo a los parámetros de la ONU, en cuanto al turismo sustentable, conservando un patrimonio urbano acorde a los atributos característicos que aporta cada comuna a la red.

El nombre de "comunas mágicas" apunta precisamente a conversar los elementos únicos de cada uno de los lugares que entren en esta categoría. Un modelo de similares características se estableció en México, como motor de un turismo no agresivo y que resguarde la cultura local.

Importancia de la red

Jorge Westermeier, tercer vicepresidente de la Asociación, destacó la importancia de conformar esta red, señalando “estamos adaptando un modelo mexicano de pueblos mágicos, donde lo relevante es darle énfasis a la idiosincrasia cultural, arquitectónica y gastronómica a pequeñas comunas del país, que sin lugar a dudas tienen un toque encantador que las transforman en comunas mágicas”.

Mientras que Claudia Faúndez de la Subdere, señaló que “para nosotros es muy importante fomentar la asociatividad, y esta red es un claro ejemplo de lo que podemos lograr cuando un grupo de comunas con similares intereses, pueden trabajar en conjunto por un objetivo mayor”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo