Iniciativa de eliminar cobros de CuentaRut ¿Es viable hacer gratis al mayor instrumento de integración financiera?

La resolución busca alivianar la carga en los bolsillos de los grupos de menos ingresos. Los expertos, sin embargo, dicen que a la propuesta le faltó especificar cómo suplir el costo operacional que asumiría BancoEstado.

Por Gabriel Arce

Este miércoles los diputados aprobaron por amplia mayoría la resolución 267, que busca eliminar por completo los cobros asociados al uso de la Cuenta Rut, el producto financiero que han abierto 11,2 millones de personas en Chile.

Si bien la iniciativa no es vinculante, por tanto no implica ninguna obligación para que el BancoEstado elimine esos cobros, sí permite ser considerada como una "petición formal" al Presidente Sebastián Piñera. Eso daría pie, mediante un decreto, a que el ejecutivo dé la orden a la institución de borrar sus cobros al instrumento de integración financiera por excelencia del país.

En ese escenario, dejarán de correr los $100 por consulta de saldo, los $300 por cada giro en cajeros automáticos, los $600 si se hace el mismo en Caja Vecina y los $1.000 en caso de reposición de la tarjeta.

“Los costos son excesivos, siendo una cuenta cara si se compara con los productos financieros que ofrece la banca en Chile, y pueden mermar de forma grave los ingresos de los usuarios de CuentaRUT, especialmente si consideramos que el 54% de ellos percibe rentas inferiores a los 200 mil pesos mensuales”, decía el documento que ingresó al Congreso.

A la fecha, el 43% de tarjetas de débito activas en el país son CuentaRUT, lo que demuestra el peso que tiene el popular plástico gris en la población. Jonás Preller, gerente de Comunicaciones y Sostenibilidad de BancoEstado, dice que "tiene la particularidad de cobrar sólo por transacciones efectivas, dejando de lado los costos fijos que consideran este tipo de cuentas (Vista) en otras instituciones. Es decir, si el usuario de CuentaRUT hace un uso eficiente de ella, como banca móvil o Redcompra, puede llevar a costo cero sus operaciones".

El cobro

En el caso hipotético de que una persona haga 10 giros mensuales, cinco consultas de saldo y una reposición de tarjeta, el costo asociado a treinta días sería de $4.500. Sin embargo, desde BancoEstado señalan el 64% de los clientes paga menos de $1.000 mensuales, lo que se expresa, en la práctica, en tres giros y una consulta de saldo.

Catalina Maluk, decana de la Facultad de Economía y Negocios de la U. Central, dice que la iniciativa tiene dos lecturas. "La CuentaRut buscaba bancarizar a las personas. Uno esperaría que la población vulnerable, que es la que recurre a esa tarjeta, no pagara. Sin embargo, el banco entrega el servicio y asume un costo. La pregunta sería quién asume los costos si se deja de cobrar", dice la economista.

Eso sí, entiende que el costo mensual de la tarjeta, pensando en la pensión de un jubilado que no gana más de $240 mil,"bien puede costar dos días de almuerzo". "La iniciativa es súper loable, pero habría sido mejor si venía acompañada de estrategias de financiamiento, porque si el costo operacional lo asume el banco, tendría que echar mano a sus otros servicios para compensar los costos", sostiene.

Haciendo la comparación, otras cuentas vista no se alejan de la CuentaRut, como el CrediChile, que cobra 0,011 UF mensuales por mantención ($303 aprox.), o la del Santander, con 0,2UF ($551) por transacción. Eso, sin embargo, es parte del modelo de negocios de este tipo de servicios. Maluk relata que estas cuentas apuntan a estudiantes jóvenes, que serían potenciales profesionales bien remunerados que migrarán hacia la cuenta corriente, donde se cobra unos $7.500 mensuales por mantención.

Eso, no obstante, no ocurre con la CuentaRut, ya que se enfoca en las personas de ingresos bajos, con escasa movilidad en los servicios financieros. Sobre lo mismo, el economista y Ceo de Plan de Vida, Jorge Martínez Lubiano, dice que los otros bancos no solo generan ingresos por las cuentas corrientes, sino que también abre el camino a créditos hipotecarios, de consumo, sobre giros, entre otros, cosa que BancoEstado resigna en pos de la integración financiera.

"Los organismos independientes deben perseguir la sustentabilidad de sus operaciones, sobre todo si cumplen un rol social tan importante como lo hace BancoEstado, que es la cobertura financiera de la población que el resto de la banca no desea atender", enfatiza el economista.

Una cruzada política, dice Martínez, "hace difícil comprender técnicamente la sustentabilidad futura de una institución y si podrá servir con la misma calidad a los a clientes", pero "eso obligaría al banco a tener que aumentar sus precios en otros productos para poder suplir los cobros en la CuentaRut", opina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo