Caso Catrillanca: carabinero dado de baja no se arrepiente de haber grabado al imputado por el homicidio del joven mapuche

Explicó que grabó al ex funcionario acusado de homicidio por la amistad que mantienen

Por Agencia Uno

El ex sargento, Lester Figueroa, expulsado de la institución por grabar el video a Carlos Alarcón, uno de sus compañeros del Gope imputado por el homicidio de Camilo Catrillanca y que estaba en prisión preventiva, se refirió a sus actos que le valieron la salida de Carabineros.

Lester Figueroa, de 29 años, aseguró a La Tercera que el video no fue algo planificado, y sostuvo que pese a que "le duele" lo que ha ocurrido estas semanas, "no se arrepiente" de haber filmado a Alarcón enviando un mensaje a los Gope del país. Un material que "alguien filtró. Jamás había pensado en perjudicar la imagen institucional".

"La intención nunca fue perjudicar la imagen de Carabineros, sino era un acto de apoyo a los comandos, un video solo dirigido para los GOPE del país que alguien filtró. Jamás habría pensado en perjudicar la imagen institucional, porque siento un profundo respeto por todos los que se sacan la mugre en la calle, los carabineros de verdad", señaló el ex uniformado en conversación con el medio.

En el registro, Carlos Alarcón reconoce que lo obligaron a mentir en su declaración a Fiscalía; en el marco de la investigación judicial por la muerte del comunero mapuche.

Figueroa aseguró que “no sabía lo que iba a decir Alarcón respecto de que los habían obligado a mentir, pero yo creo que se relajó, que se sintió en confianza de poder explicar lo que estaba pasando, pues a esas alturas Carabineros ya los había abandonado a su suerte”, agregó.

Asimismo, explicó que grabó al ex funcionario acusado de homicidio por la amistad que mantienen.

“No fue un acto planificado, yo ingresé a ver a Carlos (Alarcón), era la segunda vez que iba ese fin de semana, y me dijo que quería grabar un video para los Gope del país y así poder agradecer la ayuda que ellos estaban organizando”, dijo al citado medio.

El joven también se refirió a la respuesta del director general de Carabineros, Hermes Soto, quien esta semana sostuvo que Alarcón "no era un niño y que no podía ser presionado por nadie".

Ante ello, responde que "eso no es así, y el general director lo sabe. Carabineros es una institución obediente y no deliberante; él recibió órdenes del abogado y de su jefe directo y, en esas circunstancias, hizo lo que cualquier carabinero haría. Si no cumplía lo que le ordenaban, igual lo iban a perjudicar. Acá necesitaban un par de culpables y esos fueron los Gope a quienes el Alto Mando les dio la espalda, sin esperar la investigación”, sentenció.

Finalmente, Figueroa señaló que nunca pensó en el revuelo que tomaría el video, y menos que la filtración del mismo le costaría su carrera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo