Decía "pasar la energía a través del orgasmo: "sanador espiritual" acusado de cientos de abusos se entrega a la policía

El célebre curandero brasileño Joao de Deus (Juan de Dios), acusado de agresiones sexuales por centenares de mujeres, se entregó este domingo a la policía, informó la prensa local.

Por Agencias

Un juez autorizó una orden de arresto contra un supuesto curandero espiritual brasileño, luego que su hija y más de 300 personas lo acusaron de abuso sexual, dijeron las autoridades.

La hija de Joao Teixeira de Faria dijo a la revista brasileña Veja que su padre es un monstruo por haber abusado de ella de los 10 a los 14 años.

La fiscalía en el estado de Goias dijo que de Faria fue visto por última vez en público el miércoles en el pueblo de Abadiania. El juez aceptó el pedido para emitir una orden de arresto, dijo la procuraduría.

De Faria, que como curandero se hace llamar Joao de Deus, se hizo famoso por realizar "cirugías espirituales" que según él curan enfermedades.

Los abogados que lo representan rehusaron hacer comentarios.

Desde la emisión del programa de TV Globo centenares de mujeres declararon haber sido agredidas sexualmente por el curandero. La justicia de Goiás recibió 330 denuncias provenientes de todo Brasil, así como de Alemania, Australia, Bélgica, Bolivia, Estados Unidos y Suiza.

Mismo "modus operandi"

Según investigadores del caso, citados por el diario O Globo, a partir de las primeras denuncias fueron retirados cerca de 35 millones de reales (unos nueve millones de dólares) de cuentas bancarias a nombre de João de Deus, quien en su página web asegura que no sabe leer ni escribir.

También consignan que en el momento de la rendición, el líder espiritual, que niega los crímenes, afirmó a "Folha de S.Paulo" estar entregándose "a la justicia divina ya la justicia de la Tierra".

Juan de Dios recibía cada semana a miles de fieles en su templo de Abadiania, en el estado de Goiás, donde practicaba sesiones de “sanación espiritual”.

La reputación del curandero trascendió ampliamente las fronteras de su país. En 2012, recibió en su templo la visita de la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey y los tres últimos presidentes brasileños recurrieron a sus servicios.

A través de un grupo de Facebook, se dieron a conocer algunos relatos de siete supuestas víctimas de Joao de Deus, quienes narraron cómo ocurrían los abusos, muchos de los cuales sucedieron con el mismo “modus operandi”.

“Colocaba la mano por detrás, palpaba los senos, ponía la mano de ellas en su pene. Relatan las mismas cosas sin conocerse. (…) Él decía que era la forma de pasar la energía, a través del semen, de pasar la energía a través del orgasmo. "Yo te estoy curando", decía. Es muy cruel”, dice Cordioli.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo