Evo ve injerencia de EEUU mientras la huelga contra su repostulación se extiende a cinco ciudades

La huelga se masifica en Bolivia exigiendo el respeto del referñendum del 21 de febrero de 2018 que rechazó la repostulación del binomio oficialista.

Por Agencias

Activistas de 21F y cívicos instalaron  desde ayer nuevos piquetes de huelga de hambre en las ciudades de La Paz y Sucre en rechazo a la repostulación de Evo Morales y Álvaro García Linera para las elecciones de 2019.

Estas dos nuevas medidas de presión se suman a las instaladas en pasados días en Cochabamba, Tarija y Santa Cruz.

“Nosotros seguimos con las protestas que son pacíficas. Este es el primer piquete (en La Paz) de los que se van a instalar más adelante, aunque aún no sabernos dónde los instalarán”, informó, para la Agencia de Noticias Fides, Guillermo Paz, representante del colectivo ciudadano “Basta Ya”.

Similar panorama se vivió en la ciudad de Sucre, donde algunos activistas también asumieron la misma medida de protesta en la plaza 25 de Mayo.

De esa forma ya se suman a la medida de presión representantes de cinco de ocho regiones que determinaron encaminar una huelga luego que el miércoles 12 venciera el plazo de 72 horas otorgado para que renuncien o anulen la habilitación del binomio oficialista los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Evo Morales por su parte,  acusó a Estados Unidos y a “políticos serviles de derecha” de intentar frenar su nueva candidatura presidencial con “mentiras y desprestigio”.

“Como en 2002, EEUU y políticos serviles de derecha tratan de frenar nuestra candidatura con mentiras y desprestigio. Nos decían Bin Laden o talibanes y amenazaban con cortar ayuda. Hoy dicen estar preocupados por la democracia. Bolivia es soberana y repudia toda injerencia”, escribió en su cuenta en Twitter.

En el poder desde 2006, Morales aprobó una constitución que sólo permite la reelección continua una vez. En 2016 un referendo convocado por el mismo gobierno rechazó la reforma a favor de una cuarta reelección. No obstante, el gobernante Movimiento al Socialismo logró que el Tribunal Constitucional avalará la postulación de Morales para las elecciones de 2019.

Partidos de oposición y organizaciones ciudadanas han realizado protestas callejeras para reclamar el cumplimiento del voto ciudadano. Las protestas se tornaron violentas la semana pasada con la quema de oficinas del Tribunal Electoral después de que el juez supremo electoral avalara la postulación de Morales.

La Unión Europea también ha manifestado su preocupación por la situación boliviana.

“No aceptamos la intervención de otros países en temas que sólo les interesan a los bolivianos”, dijo por su parte el canciller Diego Pari.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo