Antofagasta tendrá el telescopio de rayos gamma más grande del mundo

El acuerdo fue suscrito este miércoles por el Gobierno y la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO).

Por Aton

El Gobierno y la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO) suscribieron hoy un convenio que permitirá la instalación del proyecto Cherenkov Telescope Array Sur (CTA-Sur).

Esto en los terrenos del Observatorio Paranal, ubicados en la Región de Antofagasta.

El acuerdo fue suscrito por la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia, y el director general de ESO, Xavier Barcons.

¿De qué se trata el acuerdo?

La iniciativa es la más grande de este tipo en el mundo. Contempla la instalación de 99 telescopios de rayos gamma, en un radio de 10 kms, en las zonas planas al este de la ruta B-710. Además se sumarán a otros 19 telescopios que estarán en La Palma, España. Según lo adelantado, serán de tres diámetros distintos (4, 12 y 23 metros).

Se espera que estén operativos en 2025.

La subsecretaria explicó que el CTA-Sur “es un proyecto científico para detectar rayos gamma de muy alta energía provenientes de fuentes cósmicas. Ha sido impulsado por un consorcio de más de mil científicos de 31 países, incluyendo a 49 que trabajan en 7 universidades chilenas”.

“Nos enorgullece profundamente que nuestro país haya sido elegido como el lugar más adecuado para la instalación de este nuevo proyecto científico”, afirmó la subsecretaria en la ceremonia.

“El norte de Chile es un Laboratorio Natural único en el mundo por sus condiciones de cielos limpios, oscuros y secos para la instalación de sofisticados proyectos astronómicos”, agregó.

Lo que incluye el acuerdo

El acuerdo incluye un protocolo entre Conicyt y su contraparte, el Consorcio CTAO. Esto garantizará el 10% del tiempo de observación para proyectos de Chile. Además, incluye un fondo para promover la investigación conjunta en temas científicos relacionados con CTA.

ESO se compromete a incorporar a futuro este proyecto dentro del marco de la European Research Infrastructure Consortium (ERIC). Esto también contemplará que empresas chilenas puedan ser parte de las licitaciones que se requieran para su construcción.

Los lazos de Chile con la ESO se remontan a más de medio siglo.

Y claro, hoy casi totalidad de las instalaciones de observación astronómica europea están en Chile. A lo que se suma una amplia red de proyectos astronómicos internacionales.

Todo esto permitirá que nuestro país pueda concentrar cerca del 75% de la infraestructura astronómica del mundo hacia el año 2025.

“Les auguramos a las instituciones nacionales e internacionales involucradas, el mayor de los éxitos, junto con comprometer todo el apoyo de nuestro Gobierno a través de la firma de este importante acuerdo”, concluyó la subsecretaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo