Sabino Aguad pone el currículum sobre la mesa e impone sus términos en la U

El nuevo gerente deportivo de Azul Azul ha sido fundamental en la conformación del plantel de Frank Kudelka para la temporada 2019.

Por Diego Espinoza Chacoff

Sabino Aguad cumplió con su deseo de volver a la gerencia deportiva de Azul Azul, tal como confirmó el presidente de la concesionaria, Carlos Heller, el pasado miércoles. El dirigente dejó Universidad de Chile en diciembre de 2015 por exclusiva petición del técnico Sebastián Beccacece, tras su llegada a los azules. Con la salida del ex ayudante de Jorge Sampaoli de la banca de la U, la controladora volvió a llamarlo para que reemplazara a Diego Rivarola como asesor deportivo del club.

"Lo tomo como un tremendo desafío, pensando que estamos en Universidad de Chile, así que tenemos que pelear todos los campeonatos que tenemos", aseguró el nuevo directivo de Azul Azul en su presentación oficial.

A pesar de que Aguad ya era parte de las grandes decisiones que se tomaban en la U, cuando Ronald Fuentes era el gerente deportivo, su nuevo cargo le permite tener injerencia directa en la conformación del plantel para la temporada 2019, y discutir con plena confianza las resoluciones con el técnico Frank Kudelka. Considerando que el DT piensa en poder armar el mejor equipo posible, el ex dirigente de Colo Colo vela por los intereses económicos del equipo, buscando negocios que le pueda entregar réditos a futuro.

Pensando en la nueva estrategia a largo plazo que Heller anunció aplicar para la U a futuro, y enfocado en el fútbol formativo, la tarea de Aguad será generar buenos acuerdos comerciales. Un ejemplo de ello fue la llegada del delantero Matías Campos López. Pese a los 16 goles que marcó durante la temporada 2018 en Palestino, el atacante llegó gratis al Centro Deportivo Azul y una posible venta es proyectada como un gran acierto comercial. Aunque la opción de Patricio Rubio, visada por Kudelka, sigue abierta; el dirigente no pensó dos veces en confirmar la llegada del ex árabe.

Además de Campos López, Aguad ha aplicado la misma política con jugadores chilenos de proyección internacional como Diego Carrasco, Augusto Barrios y Pablo Parra; quienes fueron visados por el DT, pero que no son parte de las prioridades que tiene Kudelka para su equipo, y donde si están futbolistas como Emanuel Reynoso, Carlos Quintana o Sebastián Palacios; ex dirigidos por él en Talleres de Córdoba.

"Matías estaba en la lista que nos dejó nuestro técnico, que ratificamos la semana pasada en Buenos Aires, por lo que su llegada fue consensuada con él, y así ha sido con todos los refuerzos que hemos analizado hasta ahora", aseguró Aguad, descartando algún conflicto con el DT por el arribo de los primeros refuerzos confirmados.

La salida de Soteldo

Otras de las decisiones importantes en la que ha tenido injerencia Aguad fue en la salida del club de Yeferson Soteldo. Debido al acotado presupuesto de USD$3 millones que tiene Azul Azul para refuerzos de cara al 2019, los $1.5 millones de dólares que debían pagar por el 50% del venezolano les complicaba para cumplir con las prioridades de fichajes de Kudelka.

Pese a la presión mediática generada para la continuidad del venezolano en la U 2019, Aguad decidió no seguir negociando con Huachipato, según contaron a El Gráfico Chile desde el cuadro de Talcahuano.

"Nosotros nunca recibimos una oferta por Yeferson Soteldo y nunca hemos puesto un precio por el jugador, más que el de la cláusula que tiene. Hace unas semanas recibimos una llamada de la U donde nos decían que no tenían los recursos para acceder a la cláusula de compra por el 50%", manifestó el vicepresidente Marcelo Pesce.

Además de descartar la llegada del volante Claudio Sepúlveda, Aguad comienza a tomar las decisiones importantes en los refuerzos, avalado por sus buenas experiencias en Palestino, Colo Colo y la U en el pasado; y que le permiten imponer la voz en un directorio con menos pericia en materia de fichajes futbolísticos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo