La canasta del IPC cambia para medir el costo de la vida actual: entran servicios de streaming como Netflix

INE además modificó y fusionó algunos productos en categorías como alimentación y cultura.

Por Publimetro

Los chilenos vamos cambiando nuestros gustos, ya sea por moda o porque, simplemente, la tecnología nos supera. Es por eso que, siguiendo los lineamientos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), que indican que el período base de los índices de precios se debe actualizar al menos cada cinco años, a partir del 8 de febrero de 2019 el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) comenzará a publicar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) con una canasta actualizada.

El cambio se realiza utilizando como fuente primaria la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF), para así reflejar la forma en que se han modificado los hábitos de consumo. El cambio permitió, además, introducir mejoras técnicas y operativas para construir un índice más preciso y representativo del comportamiento de precios de la economía.

La nueva canasta con base anual 2018=100 mantiene, respecto a la anterior, la cantidad de divisiones (12), grupos (41) y clases (88), pero desciende el número de subclases (pasa de 137 a 136) y de productos (de 321 a 303), añadió el organismo.

¿Qué entra y qué se va? En total hay tres productos que se eliminan: trajes o ambos de hombre, tierra y fertilizante, y servicios de asesoramiento jurídico, se agrega el servicio de suscripción en línea, que se refiere a gastos asociados con el consumo de contenidos vía streaming u online –es decir, servicios como Netflix, Spotify, etc.-, mientras que 29 productos se fusionan en trece. Esto no implica que los productos fusionados se dejen de medir, sino que se siguen considerando, pero como parte del producto resultante de la fusión.

Además, siete de las 12 divisiones conservaron exactamente los mismos grupos, clases, subclases y productos: alimentos y bebidas no alcohólicas (76 productos), bebidas alcohólicas y tabaco (8), vivienda y servicios básicos (16), salud (22), transporte (24), comunicaciones (6) y educación (11 productos).

En cambio, en la división vestuario y calzado los productos disminuyeron de 35 a 28. Se eliminó un producto (el ya mencionado trajes o ambos de hombre) y otros once se fusionaron en cinco. Por ejemplo, los productos ropa de abrigo para lactante, conjunto para lactante y ropa interior y de dormir para lactante pasaron a ser vestuario para lactante.

En la división equipamiento y mantención del hogar el número de productos descendió de 41 a 36, ya que diez productos se fusionaron en cinco. Por ejemplo, lámpara y artículos ornamentales pasaron a ser artículos ornamentales.

En la división recreación y cultura los productos se redujeron de 38 a 37. Se agregó uno nuevo, el ya mencionado servicio de suscripción en línea, se eliminó tierra y fertilizante, y se fusionaron dos productos en uno: música y película digital y unidad de almacenamiento digital se transformaron en unidad de almacenamiento digital.

En la división restaurantes y hoteles el número de productos disminuyó de once a siete, dado que seis de los anteriores productos se fusionaron en dos. Por ejemplo, empanadas para llevar, papas fritas para llevar y platos preparados para llevar pasaron a ser platos preparados para llevar. Por último, La división bienes y servicios diversos redujo de 33 a 32 sus productos, al eliminarse los servicios de asesoramiento jurídico.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo