Fiesta a la altura: así funciona el negocio de las azoteas y balcones para ver los fuegos artificiales

Hay opciones premium, económicas y gratuitas, dependiendo de si arriendas un departamento por el día, un balcón por la noche o de si eres copropietario en un edificio con azotea habilitada para la ocasión.

Por Gabriel Arce

Ver los fuegos artificiales son, sin lugar a dudas, la atracción máxima de Año Nuevo. Ya sea el millón de personas que peregrina al clásico espectáculo pirotécnico de Valparaíso, o los miles que se congregan bajo la Torre Entel, las horas previas al 1 de enero son marcadas por una multitud de personas luchando por el mejor lugar posible para apreciar el evento.

Tanto crecieron las expectativas por una vista privilegiada que el fenómeno por tierra abrió un flanco de negocios en los aires. Una de las alternativas más usada en este último tiempo es aprovechar la locación de los edificios, fenómeno que, dicen los expertos, ha crecido notablemente en el último quinquenio.

Serían cada vez más los que recurren a arrendar balcones, azoteas departamentos sólo para esta fecha, con la oportunidad de recaudar dinero extra. Y a pesar de que el borde costero de Valparaíso se lleva todas las luces, la capital no se queda atrás.

Tomando en consideración las comunas de la capital y Valparaíso donde están los espectáculos de pirotecnia más icónicos, Edifito.com, plataforma de gestión de comunidades, entregó una radiografía al pujante negocio de las vistas privilegiadasa los fuegos artificiales.

En Santiago, el sondeo identificó 8 puntos importantes: la Torre Entel, El Parque Brasil de La Granja, el Cerro Renca, el Cerro Calán, el frontis de la Municipalidad de Pudahuel, el Centro Cívico de Lo Barnechea, El Estadio Nacional y el Estadio Municipal de Huechuraba. Solo en Santiago hay unos 80 edificios con ubicación óptima, mientras que en toda la capital, hay unas 145 azoteas habilitadas para Año Nuevo.

¿Su precio? Varía, dependiendo de si arriendas tu balcón por un par de horas, hasta quienes buscan departamentos con buena panorámica por el día. El costo promedio, según la opción, varía desde los $35 mil hasta los $120 mil.

Jorge Ruiz (56) es uno de los que pondrá a disposición su balcón. Como profesor de matemáticas, dice, es "la fecha precisa para ganar un dinerito extra". Él vive en un edificio con vista directa a la Torre Entel, entre Miguel de Olivares y Lord Cochrane. "Arrendé mi balcón a una pareja por $30 mil, es segundo año que lo hago. Me viene ideal porque yo prefiero bajar a la calle antes de que lancen los fuegos", dice.

Edifito.com, en su plataforma, calcula que hay otros 90 propietarios como Ruiz que ofrecen su balcón en el centro. Además, detectó que el fenómeno también se da en las cercanías del Estadio Nacional. En promedio, y según sus datos, un balcón cerca de la Torre Entel sale $40 mil, mientras que en Ñuñoa, su precio es de $35 mil.

También están los departamentos por el día. En el centro, el arriendo cuesta 65 mil, y en Ñuñoa $80 mil. La opción más cara es Las Condes, con vista al Cerro Calán por $90 mil promedio. La alternativa más barata es gozar del espectáculo del Parque Brasil, ya que en La Granja no sale más de $20 mil.

Por suerte, hay una opción gratuita: las azoteas habilitadas. Aquí depende de ser copropietario del propio edificio, aunque ser "amigo de" no le viene mal a nadie. Según el sondeo, hay 43 azoteas habilitadas en el centro, siendo el lugar con más oferta. Le siguen Ñuñoa (30), Las Condes (25), La Granja (15) y Renca (12).

El edificio Livinn Santiago, en pleno centro, es unos de esos lugares. "Sin duda que pasar el Año Nuevo en la azotea son de esas cosas que recuerdas. A nosotros nos pasa, sobretodo con los residentes que son del extranjero, y por lo mismo como edificio estamos organizando algo especial", dice Eduardo Regonesi, gerente de marketing de LivinnX.

“Es un buen negocio para aquellos que quieren ganar un dinero extra. Pero es súper importante que se den a conocer los reglamentos internos de los edificios. La idea es pasar una excelente fiesta", dice Horacio Balmelli. También se deben tener cosas en cuenta: hay administraciones que prohíben más de una botella de espumante por familia o grupo, a la vez que se aconseja un conserje presente en la azotea, y que se eviten los alborotos dentro de ascensores.

El clásico: 1 de enero en la costa

La opción reinante sigue siendo Valparaíso, aunque ser la locación más apetecida también castiga en el precio. Arrendar un departamento por 24 horas en la ciudad puerto sale unos $120 mil promedio, el valor más alto según el estudio. Viña del Mar no está muy lejos, con unos $100 mil.

La opción más accesible en la costa es Concón, donde un apartamento diario sale cerca de $70 mil.

¿Y qué ocurre con los balcones? Hay aproximadamente unos 150 balcones en oferta, y el valor se reduce a la mitad con respecto al arriendo del departamento: $70 mil en Valparaíso, $50 mil en la ciudad jardín y $35 mil en Concón.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo