Arrendar en otros continentes para evitar la crisis: las tierras que China tiene alrededor del mundo

La estrategia del país oriental para solucionar el futuro deficit de alimentos producto de la falta de terrenos cultivables

Por Francisca Herrera

Bien se dice que los orientales viven un paso adelante de los occidentales y así lo demuestra China, quienes desde ya están considerando soluciones para resolver los problemas de producción de alimentos que vienen a futuro.

“Hoy por hoy la crisis no está golpeando (a China) directamente, pero el tema es que los chinos vienen de una economía planificada y como Estado tiene que tener planificado con mucha antelación cómo viene el proceso productivo y comercial”, señala Rodrigo Saldías, profesor de la Escuela de Negocios de la universidad Central.

Todo se produce porque “la población china ha mejorado sus niveles de vida, sus ingresos y con ellos está comiendo mejor”, requieren más alimentos y de mejor calidad, explica el especialista.

No obstante, tienen un gran desafío: China tiene sólo un 8% de las tierras cultivables del planeta cuando posee aproximadamente un 20% de la población mundial.

“Se ha constatado que una parte importante del territorio agrícola tiene problemas, como el sobre uso que han hecho los productores chinos y el manejo de pesticidas y agroquímico. Entonces hay muchos terrenos en China que si bien son agrícolas, de alguna forma están contaminados”, indica el profesor Rodrigo Saldías.

Además, la "crisis (de alimentos) se ha visto un poco incrementada producto de toda esta guerra comercial que ha habido con Estados Unidos (…) que ha hecho que disminuya el ingreso de algunos alimentos que pueden ser importantes para los habitantes", de acuerdo con el docente.

Entre las medidas que ha tomado el país para solucionar este gran problema se encuentra lo que la Organización de las Naciones unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha denominado como el “acaparamiento de tierras”. La venta y arriendo de terrenos en otros continentes que son trabajados por locales y en algunas ocasiones por trabajadores chinos.

El gobierno chino a través de empresas estatales “arriendan terrenos en otros países, asignan y compran la producción de lo que se genera en otros países, para luego importar la producción”, comenta Saldías y agrega que “con este sistema ellos están asegurando tener abastecimiento asegurado para los próximos años en los distintos tipos de productos”.

Es así como China ha tenido y tiene arrendados terrenos en África (Tanzania, Senegal Sierra Leona y Zambia), Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Bulgaria, Bolivia, Cuba, Venezuela, Jamaica, Nicaragua, Guyana, Argentina, e, inclusive, algunas zonas de Europa occidental.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo