El triste fin de año de Trump: cierre de gobierno y renuncia marcan el cierre de año de la Casa Blanca

El tira y afloja en el presupuesto complica al gobierno

Por Agencias

El año para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no termina de la mejor manera, ya que está marcado por el cierre de gobierno y la renuncia del secretario de Defensa.

Cierre de gobierno

El tira y afloja por el presupuesto que el mandatario exige al Parlamento para la construcción de su muro fronterizo puede extender la paralización, inclusive, hasta enero, cuando asuma el nuevo Congreso.

Como el lunes y martes, Nochebuena y Navidad respectivamente, son feriados federales, no será hasta el miércoles que el público podría empezar a sentir las consecuencias de la paralización.

Trump está dispuesto a aceptar menos dinero del que ha estado exigiendo para construir el muro en la frontera con México, indicó el domingo un alto funcionario de la Casa Blanca, mientras que un legislador demócrata señaló que su bancada podría mejorar su propuesta presupuestal, pero sin destinar recursos para esa estructura.

El jefe de despacho interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, que también está a cargo de la oficina presupuestaria del gobierno, dijo estar a la espera de la respuesta del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, a quien el gobierno presentó una contrapropuesta en medio de la disputa de larga data en torno a la financiación para el muro.

Mulvaney no abundó en detalles pero señaló que la cantidad propuesta se ubicaría entre los 5.700 millones de dólares solicitados por Trump y los 1.300 millones que los demócratas están ofreciendo.

“Nos distanciamos de los cinco (mil millones) y esperamos que ellos ofrezcan más de 1,3”, declaró Mulvaney.

Siria

Enfadado por las críticas y las secuelas tras la renuncia del secretario de Defensa James Mattis, el presidente Trump le adelantó la salida dos meses, un áspero final a una tensa relación que había venido deteriorándose en los últimos meses.

En una serie de tuits, Trump pareció cuestionar el porqué había incluido a Mattis en su gabinete, y anunció que el subsecretario de Defensa, Patrick Sanahan, asumirá como titular interino a partir del 1 de enero.

El secretario de Estado Mike Pompeo, no el presidente, le comunicó a Mattis la decisión, dijo un funcionario de alto rango que solicitó el anonimato para hacer declaraciones sobre asuntos de personal.

Este giro súbito le quita a Mattis cualquier oportunidad de hacer algún ajuste en las políticas de seguridad nacional y de mejorar las afectadas relaciones con los aliados durante la transición que se tenía programada hasta finales de febrero. Y refleja el descontento de la Casa Blanca con la mordaz carta de renuncia que el genecaral retirado de la Infantería de Marina entregó el jueves a Trump.

Mattis renunció en protesta por la decisión del mandatario de retirar a todas las fuerzas de Estados Unidos de Siria, orden que ya fue firmada por el gobierno.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses dijeron que la reacción a su decisión de irse —incluidas la sorpresa y consternación manifestadas en el Capitolio— hicieron enfurecer a Trump y probablemente derivaron en que Mattis fuera obligado a irse antes de lo previsto.

Ola de renuncias y despidos

La renuncia del general retirado Mattis se suma a una larga lista de renuncias y dimisiones, las que llegan en conjunto a al menos 30 en tan sólo la mitad de su mandato.

Entre las renuncias destacan las de Michael Flynn, ex asesor en Seguridad Nacional; los ex directores de Comunicaciones de la Casa Blanca Anthony Scaramucci y Hope Hicks; y Nikki Haley del cargo de embajadora de EEUU en la ONU.

Por otro lado, en los despidos destacan James Comey, ex director del FBI; Steve Bannon, ex jefe de estrategia de la Casa Blanca; Rex Tillerson, ex secretario de Estado; y Jeff Sessions, ex fiscal general (ministro de Justicia).

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo