Los trucos de la princesa Diana para librarse de los paparazzis

La princesa Diana vivió acosada por los paparazzis y la prensa

Por Karen Hernández

La princesa Diana se convirtió en una de las figuras de la realeza más queridas de todos los tiempos por su personalidad rebelde y encantadora. Sin embargo, fuera de las imágenes donde lucía hermosos vestidos satinados y una tierna sonrisa, la llamada "princesa del pueblo" sufrió más de lo que nadie imaginaba.

Y es que entre su matrimonio con el príncipe Carlos, su mala relación con la Reina y la sombra de Camilla Parker al acecho, Diana vivió acosada por los incesantes flashes de los paparazzis, quienes de noche y de día, hacían todo por tener la mejor toma. A pesar de que sabía que la prensa era parte del contrato de ser un royal, Diana siempre hizo todo lo posible por evadirlos, incluso si con eso rompía con el protocolo o si "comprometía" su reputación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Princess Diana Forever (@princess.diana.forever) el 18 de Sep de 2018 a las 1:20 PDT

Estos son algunos de los trucos que usó para distraerlos o huir de ellos.

1. Escape vacacional  

Para sorpresa de todos, la casa del actor Kurt Russell en Colorado, se convirtió en una especie de santuario para Diana y sus hijos. Todo comenzó cuando en un encuentro con Russell en el estreno de la película Backdraft en Londres, Diana le contó a Kurt lo difícil que era ser perseguido por los camarógrafos oficiales. Después de escuchar su historia -y un poco incrédulo de que le tomaría la palabra- el actor ofreció alojamiento para ella y sus hijos en la propiedad de 70 acres que compartía con la también actriz, Goldie Hawn.

"Supongo que Diana quería ir con los niños, así que fueron bienvenidos, vinieron y se quedaron durante 10 días en el rancho y se lo pasaron muy bien", confesó el actor, quien literalmente dejó la casa sola para Diana y los príncipes. "Nuestra ama de llaves Bonnie se acercó mucho a ella y cada Navidad le conseguía una bonita tarjeta de Navidad de Diana", dijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Princess Diana Forever (@princess.diana.forever) el 20 de Oct de 2018 a las 4:36 PDT

2. Su arma secreta

Salir de un auto de manera elegante mientras las cámaras de los medios de comunicación de todo el mundo están al acecho, es toda una hazaña. Pero la princesa Diana logró escabullirse de la forma más elegante. Ella recurrió a un arma secreta para asegurarse de que los paparazzi no obtuvieran tomas comprometedoras cuando salía de un vehículo. Sus bolsos de mano se convirtieron en su mejor aliado ya que los usaba para taparse el escote o las piernas, de este modo no obtenían imágenes de partes intimas o ropa interior como ocurre con muchas celebridades.

3. El disfraz perfecto

El líder de Queen, Freddy Mercury se hizo muy amigo de Diana a mediados de los años 80, cuando los ojos del mundo y el acoso de los medios estaban sobre cada uno de sus movimientos. De acuerdo con las memorias de la actriz y comediante Cleo Rocos, ella, Mercury y la princesa pasaron una tarde entera bebiendo champaña y viendo una maratón de Golden Girls (Los años dorados) en la casa del comediante Kenny Everett.

Diana descubrió que en la noche, Everett, Mercury y Rocos asistirían al bar gay Royal Vauxhall Tavern, en Londres y les preguntó si podía acompañarlos. El grupo se negó al pensar en la cantidad de gente que asistiría y los paparazzis que la rodearían, especialmente si se suscitaba alguna pelea callejera. Sin embargo, la princesa insistió hasta que el propio Mercury dijo "hay que dejar que la niña se divierta". El grupo ideó un plan maestro: Diana se disfrazaría como un hombre. Así, le colocaron una chaqueta militar, gafas de sol de aviador y una gorra de cuero y pasó a ser "un modelo masculino gay bastante bien parecido y excéntrico".

princesa diana

Te recomendamos en video

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo