¿Tu descanso en verano se queda corto? Sácale provecho al beneficio que varios desconocen

Las vacaciones progresivas corren para los que lleven más de diez años trabajando. El problema es que muchos lo desaprovechan por desconocimiento.

Por Emprende

Llegó la temporada veraniega y muchos trabajadores ven en sus tan ansiadas vacaciones la opción propicia para dejar atrás todo un año de estrés a cuestas.

Por ley, cada empleado que lleve un año trabajando en una empresa tiene el derecho a 15 días hábiles libres pagados anuales. Sin embargo, y para muchos, ese tiempo se queda corto luego de un año intenso de trabajo.  Pero, hay una salida: el no siempre conocido el beneficio de las vacaciones progresivas.

Sin importar si se ha trabajado para uno o más empleadores en una década de vida laboral, una vez se cumplen los diez años trabajados, se tiene derecho a que, cada tres nuevos años con el actual empleador, se adicione un nuevo día de vacaciones. Es decir, si comenzaste a trabajar a los 23 años y a las 36 años te encuentras en una empresa donde ya llevas más de tres años de antiguedad, tu derecho no son 15 días hábiles de descanso, sino que 16.

Ricardo Donoso, abogado del sitio Defensa del Trabajo, explica cómo hacer valer las vacaciones progresivas. “Para poder acreditar que se ha trabajado esa cantidad de años, se debe pedir un Certificado de Vacaciones Progresivas en tu AFP, el que sirve para saber la cantidad de meses cotizados”, dice el experto.

Que los empleados muchas veces no recurran al beneficio, dice Donoso, habla de que las vacaciones progresivas son "poco habladas por los empleadores y poco conocidas por los trabajadores". Por lo mismo, recalca en la necesidad de estar atento al beneficio, y sumar días a las esperadas vacaciones de época veraniega que corresponden por derecho.

Eso sí, el beneficio tiene salvedades. El abogado laboral añade que, para efectos de las vacaciones progresivas, no se consideran los períodos cotizados como trabajador independiente. Junto con eso, las cotizaciones realizadas en el sistema antiguo deben ser acreditadas por el Instituto de Normalización Previsional.

Y eso no es todo. "En aquellos casos en que los empleadores han trabajado los 10 años con contratos a plazo fijo, igual le corresponden, en su momento, las vacaciones progresivas. A su vez, si un dependiente ha pactado con su empleador unas vacaciones de más de 15 días, igual le corresponden si cumple los requisitos, las vacaciones progresivas”, aclara el abogado.

Otra alternativa es sacar réditos económicos, ya que no es extraño que empleador y empleado pacten el cambio de los días correspondientes por vacaciones progresivas en dinero. Es decir, ir a trabajar pero recibir la remuneración diaria correspondiente.

En único pero es que el beneficio premia a la constancia. “Al irnos a trabajar a otra empresa, estos días se desvanecen, por lo que habrá que acumular nuevamente los años de trabajo con la nueva empresa”, explica Donoso.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo