Manchester: Investigan como terrorismo apuñalamiento a tres personas

La policía ya detuvo a un sujeto involucrado en el ataque ocurrido en la estación ferroviaria durante las celebraciones de la víspera de Año Nuevo.

Por Francisca Acevedo

La policía lanzó una "investigación terrorista" luego de que tres personas fueran apuñaladas en la víspera de Año Nuevo en las celebraciones que se llevaban acabo en una estación ferroviaria en Manchester, al norte de Inglaterra.

El jefe de la policía Ian Hopkins dijo que un hombre y una mujer sufrieron heridas "muy graves" en el ataque y seguían hospitalizados. Ambos tienen heridas en el abdomen y la mujer tiene heridas en el rostro. Un sargento de la policía acuchillado en un hombro fue dado de alta.

El ataque ocurrió en la Estación Victoria poco antes de las 9 pm en vísperas de Año Nuevo. La estación está junto a la Arena Manchester, donde un atacante suicida mató a 22 personas en un concierto de Ariana Grande en 2017.

El sospechoso de Manchester

La policía detuvo a un hombre en Manchester por sospechas de intento de asesinato, pero no ha dado un motivo para el ataque. Un testigo dijo que el hombre gritó lemas islámicos durante el ataque.

El subjefe de policía, Russ Jackson, dijo que las autoridades creen haber identificado al sospechoso y allanaron su casa en el barrio de Cheetam Hill.

El productor de la BBC Sam Clack, que estaba en la plataforma de trenes, dijo que escuchó un "grito aterrador" cuando comenzó el ataque y vio a un hombre vestido de negro en lo que parecía una pelea con dos víctimas.

Clack dijo que escuchó al hombre con el arma gritar lemas islamistas durante el ataque y que el hombre fue perseguido entonces por la policía.

"Él se dirigió hacia mí. Yo miré y vi que llevaba un cuchillo de cocina con una empuñadura negra y una hoja de 12 pulgadas (30 centímetros)", dijo Clack, que añadió que su reacción fue de "miedo, puro miedo".

Clack dijo que la policía usó gas irritante y una pistola aturdidora para someter el hombre.

La policía dijo que no hay indicios de que otras personas hayan estado involucradas en el ataque. La policía antiterrorista británica encabeza la investigación.

Las autoridades trataron de garantizar al público que el área era segura tras el ataque.

El incidente ya "no está en curso" y "actualmente no hay información que indique que existe una amenaza mayor", dijo el subjefe Rob Potts.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo