"Se drogaba, robaba y abusaba de sus propios hijos": las denuncias contra el fundador de Los Legionarios de Cristo que hace más de 70 años conocía el Vaticano

Por primera vez el Vaticano reconoce que sabía los abusos cometidos por Marcial Maciel pero no hizo nada

Por Irene Ayuso

El prefecto  de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, João Braz, reconoció en una entrevista realizada por la revista católica Vida Nueva, que el Vaticano estaba en conocimiento desde  1943 de los archivos sobre abusos sexuales cometidos por Marcial Maciel, líder de los Legionarios de Cristo.

El  hombre expresó que quienes encubrieron la pederastia era “una mafia, ellos no eran Iglesia”.

También señaló que “tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error”.

Juan Pablo II presentaba a Marcial Maciel como el apóstol de la juventud cuando el Vaticano era consciente desde 1943 que Maciel se drogaba, robaba y abusaba sexualmente de menores, incluidos algunos de los hijos que tuvo con dos mujeres.

A mediados de los 50, la iglesia inició una investigación contra él pero acabó en nada por sus amistades en las altas esferas. Tampoco actuó en el 99 el papa Ratzinger a pesar de que la Inquisición documentó sus abusos.

Cuando las acusaciones se hicieron públicas en 1997, la legión se lanzó a una campaña de años para desacreditarlos. Acusaron a las víctimas de atacar a la Iglesia y calumniar a un hombre considerado un santo viviente por sus seguidores, elogiado por el entonces papa Juan Pablo II y sus cardenales.

En 2005, el papa Benedicto ordenó que Maciel se retirara, pero no fue sometido a ningún proceso porque tenía 60 años y la iglesia lo consideró demasiado mayor. Una semana antes de eso, celebró su cumpleaños con Juan Pablo II, quien siempre le defendió. Sí le desacreditó públicamente el papa Francisco. “Era una persona muy enferma. Además de todos los abusos creo que también había dos o tres mujeres de por medio e hijos con ellas. Sé que había ahí y mucha plata (dinero)”, apuntó el pontífice. Unas declaraciones que realizó hace dos años y que resultaron vagas para las víctimas que siguen exigiendo justicia.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo