Cotización de independientes: todos ganan

Por Sergio Tricio

Gerente general de Ruvix – @stricio

Podríamos decir que todo el último año existió absoluta incertidumbre respecto a qué pasaría con los trabajadores independientes que prestaron servicios en 2018, emitiendo boletas de honorarios y las consecuencia en su próxima declaración anual de impuestos.

En estricto rigor, este año comenzaba a regir la obligatoriedad del aporte al sistema de pensiones, lo que se concretaría a través de la retención del 10% de las boletas de honorarios, que si en años anteriores se recuperaba generalmente a través de una devolución, desde este año se iría al ahorro previsional.

Finalmente el Congreso optó por la responsabilidad de iniciar este proceso y la gradualidad, que es un aspecto muy importante de la ley aprobada la semana pasada. Resumo a continuación algunos aspectos importantes para el bolsillo de los cerca de 577 mil trabajadores que tendrán que comenzar a cotizar.

La obligatoriedad de cotizar por parte de los trabajadores independientes era una enorme falencia del sistema de pensiones como lo conocemos hasta ahora

En primer lugar, en caso de optar por la gradualidad, el trabajador independiente podrá optar por destinar una cotización del 2,69% de sus ingresos y recibir una devolución en la declaración de impuestos de este año por el 7% restante. De esta forma estará destinando esos recursos para tener acceso a las prestaciones de seguridad social como primera prioridad. Con el correr de los años, las retenciones que haga el empleador irán aumentando en 0,75% anual por 8 años y del 1% el noveno año (2026) alcanzando una retención ya no del 10% actual, sino del 17%, para de esa forma obtener todos los beneficios previsionales incluido el ahorro para la jubilación.

En los siguientes años, para los que hayan optado por la gradualidad, el aporte inicial del 2,69% irá aumentando año a año hasta el 17% que se alcanzará el año 2026.
Esta nueva ley regirá para personas que hayan percibido ingresos brutos anuales de a lo menos $1.300.000 el año 2018 y exceptuando también a hombres mayores de 55 años y mujeres mayores a 50 años (al 1 de enero del 2018).

La obligatoriedad de cotizar por parte de los trabajadores independientes era una enorme falencia del sistema de pensiones como lo conocemos hasta ahora y la gradualidad permite que este importante grupo de personas pueda comenzar a recibir los beneficios de las prestaciones de seguridad social y a su vez, inicialmente recibir una gran parte de las retenciones en su declaración de impuestos de este año, en que sabemos muchos cuentan con esos recursos y así puedan vivir una transición. En resumen, un excelente acuerdo que beneficia a todos.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo