De director de "Clarín" a prisionero en Chacabuco: la combativa vida profesional del "Gato" Gamboa

Este sábado es el velatorio y el domingo el funeral del recordado profesional Alberto Gamboa, cuyo fallecimiento tiñe de pesar al periodismo y al ámbito cultural y político de nuestro país.

Por Daniel Pérez Pavez

El periodismo de nuestro país está de duelo a causa del fallecimiento, este viernes, del legendario periodista Alberto "Gato" Gamboa. Había nacido en Santiago el 16 de febrero de 1921 y desarrolló una brillante carrera periodística, que lo llevó a marcar un hito profesional como director del icónico diario "Clarín" y posteriormente a la cabeza del combativo "Fortín Mapocho".

Su velatorio se realiza este sábado, a partir de las 13 horas, en la capilla del Colegio San Ignacio El Bosque, en Pocuro.

Sus funerales se efectuarán mañana domingo en el Mausoleo del Círculo de Periodistas, en el Cementerio General. El cortejo saldrá a las 14:00 horas desde el Colegio San Ignacio El Bosque.

Menudo en tamaño, pero gigante en talento y vocaciòn periodìstica, de jugársela por la ética y la probidad profesional, Gamboa fue un comunicador autodidacta, pero con un profundo sentido gremial.

Gamboa cursó sus estudios de educación primaria en la Escuela número 48, en el Liceo José Victorino Lastarria y fue en ese instituto donde un compañero le apodó de esa forma, recién a los 12 años, y que le acompañó en las distintas etapas de su azarosa vida.

Fortín Mapocho CAPTURA DE PANTALLA

Sus comienzos se remiten al periodismo deportivo y escaló posiciones hasta llegar a la dirección del recordado diario "Clarín". Fue preso y torturado político y muchos recuerdan la profunda huella que dejó en el "Fortín Mapocho", un medio que le dio no pocos dolores de cabeza al gobierno dictatorial   (1973-1990).

Durante el Golpe de Estado, Gamboa fue detenido y torturado. Pasó por el Estadio Nacional y por el campo de prisioneros de Chacabuco. Su experiencia en estos recintos y la de sus compañeros quedó plasmada en un libro titulado “Viaje al infierno”, publicado en 1984.

Tambièn dedicado al ámbito gremial, presidió entre 1950 – 1960 al Colegio de Periodistas. En 2017 fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo.

"El Gato Gamboa fue un hombre que dejó una profunda huella y no sólo en el periodismo. Gamboa fue un maestro que entregó muchas enseñanzas, más allá de lo profesional, a quienes tuvimos el privilegio de trabajar junto a él", recordó el periodista Carlos Jimeno, quien fue parte del equipo profesional del diario "Clarín" antes de su cierre por parte del régimen de Pinochet.

La imagen de Gamboa trascendió al ámbito periodístico y destacadas figuras del quehacer cultural y político han expresado su pesar por el fallecimiento del distinguido periodista y escritor.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo