No duró ni una semana: Jardín Japonés reabrió sus puertas tras dos años de remodelación y ya fue dañado

Su arquitecto no lo podía creer...

Por Dannae Arias

Nada más lindo que visitar un Jardín Japonés. Tras dos años de remodelación, este sábado el Parque Metropolitano por fin logró reabrir su espacio de cultura nipona. Sin embargo, el concurrido lugar ya fue dañado por sus visitantes.

Recibió tanto a santiaguinos como a extranjeros durante todo el fin de semana, pero los vestigios fueron evidentes. Plantas sacadas de raíz, niños jugando sobre valiosas esculturas o acalorados visitantes bañándose en sus lagunas interiores fueron algunas de las postales que dejó la reinauguración del Jardín Japonés de Santiago.

"Estamos muy contentos de que haya llegado tanta gente a este espacio que estuvo cerrado durante años. Pero hacemos un llamado a cuidar un jardín de estas características, este es un lugar de contemplación, no es un balneario, no es para venir a bañarse a las lagunas", indicó la directora del Parque Metropolitano, Alejandra Montalba, a T13.

Y claro, en el Parque Metropolitano existen lugares aptos para hacer este tipo de cosas. Desde zonas de picnic a juegos de agua para los más pequeños, pero no. El chileno no aprende.

Juan Manuel Gálvez, arquitecto máster en paisaje de la Universidad de Chiba, Japón, se dedicó dos años a reparar este espacio comunitario.

“Para mí fue un desafío tratar de chilenizar un jardín japonés, porque hubo un trabajo personal de aceptar que los chilenos somos así. Por mucho que yo quisiera que el chileno se transformara como el japonés, no va a suceder. Encuentro que el espacio del jardín japonés es un espacio cultural, de educación. Si yo voy a entrar, me tengo que comportar. Es como si voy a un hospital, no voy a hacer una fiesta, porque debo respetar”, explicó el desconsolado experto a través de una serie de videos compartidos en su canal de YouTube.

Los descargos del arquitecto que restauró el Jardín Japonés

“Es un lugar de contemplación y silencio. Y el chileno, por muy chileno que sea, tiene que respetar. Lo que vi yo hoy (sábado) es que la gente no respeta esa vocación del lugar. Yo creo que el chileno no sabe disfrutar en sí mismo. Por lo que vi ahora, es como si disfrutar lo hiciera para el otro. Se saca una foto y disfruta con los demás, no para sí”, dice el arquitecto en la secuencia.

Y agrega: “Nosotros como equipo trabajamos dos años, a mí me tocó estar solo ahí, podar los árboles. Era un silencio y lo podía disfrutar. Pero esto era el caos. Para mí la imagen más fuerte y triste fue del jardinero que quedó a cargo del jardín (…) Me dijo algo incoherente: ‘quiero que la gente se vaya, nunca debieron haber abierto el jardín japonés’. Él ya no estaba en sí, estaba sobrepasado y eso me dio mucho lata, mucha pena”.

“Hoy la gente fue a comer sushi y le metió salsa soya hasta el fondo. No canchado nada”, concluye.

La restitución del lugar significó una inversión de 1.200 millones de pesos, lo que sirvió incluso para plantar 35 nuevos cerezos. Si tu intención es visitarlo (y comportarte), debes dirigirte al interior del Parque Metropolitano entre las 10 y 18 horas de martes a domingo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo