Venezuela: 281 presos políticos mantiene el sistema represor de Maduro

Un 15% de los detenidos por motivos políticos en Venezuela denunciaron haber sufrido torturas o maltratos

Por María Alejandra Cortés

No es un secreto que en Venezuela haya presos políticos. Y que incluso muchos de estos son torturados por diversas fuerzas de seguridad que sirven al Gobierno de Nicolás Maduro.

El coordinador del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), Marco Antonio Ponce, considera que en Venezuela existe una reiterada violación de Derechos Humanos por parte de las autoridades del país durante las protestas antigubernamentales y dijo que en la nación hay un “sistema de represión”.

Por su parte, las autoridades venezolanas, en reiteradas ocasiones han rechazado denuncias de torturas formuladas por diversas organizaciones y han asegurado que en el país hay respeto pleno de los derechos humanos.

Sin embargo, un 15% de los detenidos por motivos políticos en Venezuela denunciaron haber sufrido torturas o maltratos, según denunció la Organización no Gubernamental (ONG) Foro Penal en un informe hecho junto a Human Rights Watch (HRW).

De acuerdo al informe, desde 2014, hay documentados “más de 380 casos de trato cruel, inhumano o degradante contra opositores del gobierno o personas que las autoridades perciben como tales, incluidos al menos 31 casos de tortura en Venezuela”.

Más de 12 mil 800 personas han sido detenidas desde 2014 en el marco de las manifestaciones contra el gobierno, según datos del Foro Penal. Estas cifras incluyen a transeúntes, manifestantes y personas que fueron sacadas de sus hogares sin la correspondiente orden judicial.

Alfredo Romero, abogado venezolano y directo de la Organización no Gubernamental (ONG) Foro Penal, publicó este domingo nuevas cifras respecto a los presos políticos en el país, la cual abarca 281 afectados.

En esta lista -entre mujeres y hombres- figuran 72 militares y 209 civiles.

No hay clasificación exacta para recluir a las personas

Los 281 presos políticos están distribuidos en 19 centros de retención a nivel nacional.

Y a pesar de que se trate de presos políticos esto no significa que sean ubicados en cárceles especiales por sus delitos.

“En Venezuela no hay diferencias entre presos políticos y presos comunes. No hay cárceles exclusivas para presos políticos. ”, explicó a Publimetro Carlos Nieto, abogado venezolano y Coordinador General de la ONG “Una Ventana a la Libertad”.

Muchas veces son ubicados en cárceles comunes junto a violadores, asesinos y ladrones.

Nieto resaltó que los principales centros de retención son: la cárcel de Ramo Verde en Caracas, las celdas del Sebin (ubicadas en Plaza Venezuela y en El Helicoide, también ubicados en la capital venezolana) y por último la cárcel "26 de Julio", ubicada en el Estado Guárico. Sin embargo, también resaltó que la cárcel de La Pica (Estado Monagas), los calabozos policiales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y las celdas de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) sirven como centros de arresto.

De esta manera, al ejercerse la aplicación de torturas físicas o psicológicas, las mismas son llevadas a cabo por estos efectivos de seguridad que son dispuestos por el gobierno venezolano.

Las torturas físicas más comunes son los golpes con objetos contundentes, hipotermia, electrocución, privación del sueño e inmovilización. Y las psicológicas se basan en aislamiento solitario y la obligación a renegar de sus creencias, según el informe expuesto por la ONG “Una Ventana a la Libertad”.

La situación de las cárceles y la violación de los derechos humanos

El Helicoide, edificio que prometía ser el centro comercial más moderno de América Latina en la década de 1950, terminó siendo la cárcel que reúne a más presos políticos.

El presidente del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero,explica que desde esta cárcel llegan de manera constante las denuncias de presos sobre las torturas que sufren.

"Nuestros teléfonos no paran de sonar con testimonios de violencia física y psicológica que se vive en El Helicoide. Es horrible, estamos hablando de personas colgadas al techo, desnudas, recibiendo golpes y baños de agua congelada, incluso algunos casos de violencia sexual", declara Romero al medio de comunicación La Vanguardia.

Por otro lado está el penal "26 de Julio" que ha alojado a unos algunos presos políticos. Sin embargo, antes de ser una prisión, este sitio era una serie de galpones que pertenecían a una empresa de alimentos, sostiene Nieto. "Era una empresa que luego de ser expropiada se destinó a ser una cárcel por lo que no tiene ningún tipo de instalación para cumplir dichas funciones", agregó.

"Estos centros de retención servían desde que estaba Chávez, solo que con Maduro ha aumentado el número de presos políticos, el número de represiones y las violaciones a los derechos humanos", aclaró el abogado venezolano Carlos Nieto.

Por último agregó que "al estar preso en Venezuela, independientemente de lo que se haya hecho, ya es una tortura. Nosotros tenemos datos de personas que fallecen en calabozos policiales por hambre, porque no les dan comida porque son espacios no condicionados para tener comedores y en los que sí tienen tampoco les dan".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo