Región de O'Higgins: chino suertudo apostó $10 mil y ganó $105 millones en casino

El hecho se registró en Sun Monticello, donde el ciudadano incógnito de 53 años decidió aportar en el juego Texas Poker que estaba acumulado.

Por Jaime Liencura

Para un departamento en Las Condes, varias decenas de vehículos, una centena de celulares de último modelo, en fin. Un millón de cosas puede hacer un ciudadano chino que este jueves se ganó $105 millones en un casino de la Región de O'Higgins, tras apostar sólo $10 mil.

Todo ocurrió en Sun Monticello, lugar donde el suertudo llegó a apostar en el pozo acumulado de Texas Poker un juego de naipes que como premio final tiene un monto que aumenta cada vez que hay más apostadores y hay menos ganadores. Así las cosas, habían pasado meses en que nadie le daba al gordo.

La suertecita…

Eso hasta ayer cuando un ciudadano de 53 años, cuya identidad se mantiene en reserva, decidió ingresar al juego pagando $5 mil inicialmente. Aunque perdió una mano, pagó $500 para mantenerse en juego. Siguió y otra vez estuvo al borde de irse, aunque algo dentro de sí le hizo pagar $500 más para quedarse. Fue esa decisión lo que lo hizo, en un momento, llegar a una "escala real de corazones", la mano más valiosa del juego: una que lo hizo merecedor de toda esa plata.

Tercera vez que pasa

"Estamos muy contentos de que por tercera vez uno de nuestros clientes tenga la oportunidad de llevarse este premio. Esto se suma a los dos ganadores del año pasado, que con diferencia de meses lograron la misma alegría, lo que sigue agregando hitos al mundo de los casinos a nivel nacional.", indicó al respecto Manuel Rojas, Gerente General de Sun Monticello.

Ello porque ya en julio y en agosto del año pasado dos jugadores se llevaron más de $400 millones cada uno al tener la suerte de conseguir el premio mayor. Curiosamente, una de estas personas también era de origen chino.

"Nuestro objetivo es celebrar junto a nuestros clientes, en un ambiente de entretención completa, donde además de relajarse puedan disfrutar y tener la posibilidad de que el azar toque sus vidas”, agregó Rojas, a quién sólo le queda aplaudir al suertudo anónimo que entiende la película "El tigre y el dragón" en su idioma original.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo