Las dos caras de Gillette: hace un comercial contra el "machismo tóxico" pero mantienen impuesto rosa

Un informe de 2015 del Departamento de Asuntos del Consumidor de la Ciudad de Nueva York encontró que, en promedio, “los productos para mujeres cuestan un siete por ciento más que los productos similares para hombres”, y el aumento se aplica a varios productos, desde scooters hasta champú.

Por Agencias

Un anuncio de Gillette dirigido a un público masculino y que hace referencia al movimiento #MeToo (#AMíTambién) ha tenido una fuerte reacción negativa en internet, donde se le ha acusado de menospreciar a los hombres y ha generado exhortos a boicotear a la compañía.

Pero Gillette afirma que no le importa la controversia. Desde su estreno el lunes, el mensaje difundido solo en internet tiene 19 millones de vistas en YouTube, Facebook y Twitter, un nivel de interés envidiable para cualquier marca.

El anuncio de casi dos minutos de la marca de productos para afeitarse de Procter & Gamble presenta a hombres y jóvenes que escenifican acciones de hostigamiento y de acoso sexual, y alienta a los hombres a “decir lo correcto” y “actuar de manera correcta”. Enfrentar el hostigamiento, el acoso sexual y la masculinidad negativa es una gran tarea para una marca de productos para afeitarse. Muchos detractores afirmaron en redes sociales que el anuncio es insultante para los hombres y que está cargado de estereotipos.

El revuelo surge en un contexto en el que Gillette compite con nuevas marcas como Harry's, Dollar Shave Club y otras que van tras los dólares de los consumidores “millennials”. Gillette controlaba aproximadamente el 70% del mercado estadounidense hace una década. El año pasado, su participación en el mercado se redujo a menos de 50%, según Euromonitor.

Allen Adamson, cofundador de la firma asesora de marcas Metaforce, describió el anuncio como un “Ave María” de Gillette, que tiene 117 años de antigüedad. Sin embargo, agregó que el revuelo en internet, positivo o negativo, rara vez hace la diferencia a largo plazo para una empresa, porque la memoria se desvanece rápidamente.

“Llamar la atención y causar conmoción no es tarea fácil, y ellos lo lograron”, declaró Adamson. “La mayoría de los anunciantes se anuncian, y nadie lo nota porque hay mucho ruido en el mercado, así que llamar la atención es una gran ganancia, en especial para una categoría de bajo interés como una afeitadora”.

Por otra parte, el anuncio posiblemente no contribuya a vender muchos productos para afeitarse, agregó.

Acusado de sexista

Gillette  ha sido acusada de hipocresía por su nuevo anuncio que aborda la masculinidad tóxica, y algunos se quejan de que la marca es culpable de sexismo.

Se relaciona con el problema conocido como "impuesto rosado" donde los productos para mujeres cuestan más que los productos similares que se comercializan para hombres.

La última campaña de Gillette intenta abordar el movimiento #MeToo mostrando clips que ilustran el acoso sexual y el secuestro de hombres, y el narrador dice: "Ha estado ocurriendo demasiado tiempo". El anuncio se reproduce en el lema de 30 años de la marca, "El mejor un hombre puede obtener "usando la frase" Los mejores hombres pueden ser "

Sin embargo, algunos han quedado menos que impresionados. "Podría haber jurado que Gillette nos acaba de decir que dejemos de tratar mal a las mujeres". Sin embargo, mira cómo tratan a sus clientes femeninas ”, una persona tuiteó junto a fotos de navajas de afeitar idénticas anunciadas para hombres y mujeres, y la versión para mujeres cuesta $ 3 más.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo